• 'De Flores Comestibles', la receta del día con Victoria

        0 

    24/12/2017 - 07:23  

    Parfait de higos secos

    El parfait, según los franceses es una crema que se come congelada. Está elaborado con nata batida y lleva un puré de frutas, llega a ser un helado aunque lo parezca  y tiene una consistencia muy cremosa que casi nunca cristaliza,  por la cantidad de nata que tiene.
    Le llamo parfait porque es a lo que más se asemeja, pero normalmente no me gusta llamar a las cosas lo que estrictamente no son y cómo lleva crema inglesa, más parecería un helado, pero como no tengo heladera y por lo tanto nunca tendrá la misma consistencia, pues no podría llamarle helado..¡ufff que lio me estoy haciendo!... y como mejor no poner un nombre que entendidos me corregirán y pondría colorada...pués no se ni como llamarle, pero si lo sirves congelado y en bolas nadie te podrá decir que no es un helado porque el sabor es el mismo y si lo sirves en trozo y con chocolate caliente por encima es un parfait.
    Bueno, lo cierto es que aquí les dejo una receta que está buenísima y que te la comas como te la comas vas a triunfar.
    La preparación de higos nos sirve  además para otros muchos postres, para rellenar dulces árabes, para galletas, helados o cualquier otro postre que se nos ocurra. Tiene un sabor delicioso con el azahar y la canela,  así que la única limitación es nuestra imaginación.

    PREPARACIÓN:

    Para los higos

    Agua

    300 gr. de higos secos sin harina

    1 cucharadita de agua a azahar

    1 cucharadita de canela

    Para la crema  inglesa

    8 Yemas de huevos 

    250 gr. de leche entera

    200 gr. de azúcar

    Resto de ingredientes

    500 gr. de nata montada

    Chocolate negro para fundir

    Un par de cucharadas de nata líquida para mezclar con el chocolate

    La noche antes trocear los higos y cubrirlos casi por completo con el agua, la canela y el azahar. Se dejan tapados en un recipiente para que se hidraten y tomen el aroma deseado.

    A la mañana siguiente se trituran con el jugo que han soltado, si fuera mucha agua retirar un poco antes de pasarles la batidora y según veamos como está de espeso le podemos añadir.

    Preparamos la crema inglesa batiendo las yemas de huevo con el azúcar hasta que doble su volumen y estén de un amarillo muy pálido y esponjosas.

    Poner la leche a hervir, volcar sobre las yemas y mezclar, llevar al fuego la preparación, sin dejar de remover, hasta que espese, siempre vigilando la temperatura que no suba de 85º (que no hierva) , si no se estropeara la mezcla. Más o menos cinco minutos, puedes comprobar si está, al pasar el dedo deja rastro. 

    Una vez espeso poner en un baño de maria de agua con hielo para que enfríe rápidamente.

    Mientras vamos montando la nata, sin azúcar ni nada, solo batir bien para montar. Apartamos y mejor a la nevera si vamos a tardar un poco.

    Ahora mezclamos la crema de huevo (crema inglesa) con el preparado de higos y por último la nata montada.

    Metemos en el congelador para irlo removiendo cada 30 minutos, de este modo evitamos que se formen cristales que son desagradables y mantenga una consistencia cremosa. 

    Una vez tenga una densidad buena, pasamos al molde que más nos guste. Y que siga en el congelador unas horas.

    Para decorar y servir fundimos chocolate negro con un par de cucharadas de nata líquida. Las cantidades son al gusto.

    Comentar

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario