• 'De flores comestibles', la receta del día con Victoria

        0 

    14/01/2018 - 10:05  

    Flores comestibles entre verduras y aromáticas.

    Con la tierra preparada después de un verano muy seco llega el momento de empezar a plantar nuestras verduritas, pero siempre mezclada con un montón de flores comestibles.

    Esta temporada he probado a esparcir directamente en la tierra las semillas de flores, tagetes, cosmos, pensamientos, centaureas, conejitos, claveles chinos, girasoles, lavanda, nada de hacer semilleros, trasplantar y todo ese trabajo, que cuando menos me lo esperaba me distraía un solo día y se echaban a perder, así que directo a tierra y ver como crecen, perfectamente desordenadas.

    Ellas harán su trabajo, atraer abejas para que polinicen las verduras, repeler a otros insectos como el pulgón y decorar nuestros platos más sencillos vistiéndolos de gala.

    Eso sí, aunque las flores las plantemos desordenadamente, pero teniendo especial cuidado con:

    Las combinaciones de flores con verduras. 

    Cuidamos la rotación, no plantamos en el mismo bancal del año pasado, las mismas cosas. 

    La diversidad, mezclando  las verduras con aromáticas. 

    Asociaciones favorables por ejemplo, pimientos con albahaca o tomates con perejil y cebollas. 

    Muchas flores de colores. 

    Y flores comestibles que además repele insectos; tagetes , caléndulas, capuchinas, cosmos...

    Para empezar, hemos puesto:

    Cogollos de lechugas entre flores de tagetes y cebollas con algunas plantas de albahacas en los extremos y pimientos, con algunos cosmos.

    Bok Choy  (como una col china)entre flores de pensamientos.

    Kale morada y blanca (la verdura de moda, es como un colino o berza), entre cebollas rojas y albahacas con flores Tagetes.

    Tomates, con albahacas y cebollas y Tagetes.

    Cebollas entre flores de Dalia y rúcula.

    Frambuesas junto a guisantes de olor.

    Berros de tierra con perejil y flores de cosmos.

    Espinacas con cebollas y Tagetes.

    Los girasoles los pusimos por todo el borde de los bancales más soleados.

    Y claveles chinos en medio de las calabazas.

    Las lavanda en el borde del bancal de las papas.

    Comentar

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario