• De flores comestibles, la receta del día con Victoria

        0 

    10/06/2018 - 06:40  

    Magdalenas de higos y queso

    ¡Abstente si estás a dieta! te lo advierto, porque estas magdalenas de dieta no tienen nada. Pero de sabor están muy buenas, y tan fácil de hacer que las tendrás listas en un ratito de nada y sorprenderás con algo diferente.

    Lo primero es poner los higos de remojo todo un dia en vino. En esta ocasión tenía un vino Pedro Jiménez,  pero vale el que más te guste, así que una vez cubiertos con vino tapar y dejar reposar durante al menos una noche.

    Al día siguiente estarán infladitos por el vino, jugosos y perfectos para picar y añadir a nuestra receta.

    La flor comestible en esta ocasión no aporta absolutamente nada, ni aroma ni sabor, pero si que ofrece una forma diferente de servir y decorar nuestras recetas y como quería comentarte que, este "conejito" o boca de dragón,  también es una flor comestible, pues aproveché esta receta para ponerlos y decorar la foto.

    INGREDIENTES:

    180 gr de queso crema o si prefieres mascarpone

    70 gr de mantequilla a temperatura ammbiente

    100 gr de azúcar moreno

    2 huevos M

    Ralladura y zumo de 1 naranja

    170 gr de harina

    1 cucharadita de café colmada de levadura

    1/2 cucharadita de bicarbonato

    Pizca de sal

    150 gr. de higos secos picados macerados en vino dulce, que en este caso es Pedro Ximenez

    PREPARACIÓN:
    Precalentamos el horno a 220º

    Preparamos la bandeja o los moldes de magdalenas poniendo una cápsula de papel.

    Picamos los higos en rodajitas finas y apartamos.

    Mezclamos juntos y tamizamos la harina, levadura y bicarbonato.

    Ponemos juntos el queso con el azúcar y la mantequilla y batimos hasta que tengamos una mezcla homogénea y cremosita. 

    Vamos incorporando los huevos uno a uno, la ralladura y el zumo de naranja.

    Añadimos la harina tamizada y mezclamos.

    Al final incorporamos los higos, bien escurridos. Mezclamos.

    Solo queda verter en los moldes sin llegar a llenar las cápsulas de papel.

    Horneamos a 220º durante 5 minutos. Luego bajamos la temperatura a 180º y horneamos unos 15 minutos más.

    Sacamos del horno y dejamos enfriar, mejor sobre una rejilla.

    Una vez fríos podemos conservar en una lata durante un par de días.

    Comentar

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario