• El comentario a diario, lunes 8 de enero, Ezequiel López

        0 

    08/01/2018 - 21:57  

    No es fácil hacer las cosas de tal manera que, lo que haga la mano derecha no se entere la izquierda. Los colectivos y aquellas personas de buena voluntad que se apuntan a colaborar, sin duda lo hacen con toda su buenas intenciones

    Empieza el año y parece que no muy bien para todos, muchos me dirán ¿qué descubres bobilín?, no, no, ya lo sé, ha habido para todos los gustos, hubieron Reyes Magos con responsabilidad y hubieron Reyes Magos con desmadre, que cada uno sepa cómo ha administrado estos momentos donde, no puede desaparecer la satisfacción de haber dejado el momento vivido en su justo lugar, y aquellos otros que se han pasado por ser unos nefastos administradores de los sentimientos hacia los seres queridos, confundiéndolos con aquello de “pide por esa boquita mi niño, que ya luego veremos”, que cada uno apechugue con sus consecuencias. Esto en cuanto a los regalos que se pudieron hacer desde sus bolsillos de cada uno.

    Están luego esos otros regalos que vemos como muchas ONGs se vuelcan para que no falten en los hogares más necesitados. En esto quiero hacer hincapié, es muy loable la labor que hacen estos colectivos, sobre todo si cuidan muy bien cómo hacer llegar estos regalos sin herir susceptibilidades, son momentos muy delicados, y solo lo saben aquellos que los reciben, porque realmente no tienen, para ellos hacerlo posible a sus seres queridos.

    Quiero pensar que las ONGs o Colectivos que atienden estas delicadas situaciones, además de los Servicios Sociales, lo hacen con la exquisitez que se merecen estos casos vulnerables que viven numerosas familias.

    Hemos leído, nos hemos enterado, por fortuna, en muy pocos casos como algunos de los afectados critican lo recibido, o a lo mejor las formas en como lo hicieron, lo cierto es que han protestado porque consideran que lo recibido era usado, no era del valor que ellos creen merecer o por cualquier otro motivo, justificado o no, insisto que me apunto a pensar que son más las organizaciones y los Servicios Sociales que atienden con sumo tacto a estas familias afectadas que algún que otro despiste motivado, vaya usted a saber, por la ignorancia y desconocimiento del grado de necesidad de esa unidad familiar.

    Creo que esto de ser “Reyes Magos” por devoción debe de contar con un asesoramiento de profesionales, que valoren lo que les puede venir bien a cada una de las familias que están apuntadas para recibir y a aquellas otras que se conocen y que no están en lista alguna. Creo que en esto de dar no todos saben, he ahí el encomiable trabajo de los profesionales de los Servicios Sociales de cualquier municipio, son ellos, en su mayoría, casi diría yo que, a un cien por cien, los responsables que las cosas en estas cuestiones funcionen, las cosas empiezan a ir mal en estas situaciones cuando los profesionales son apartados y colocan los políticos a sus compinches eventuales a llevar esa seria responsabilidad, es entonces cuando empezamos a enterarnos de esos desastres que no son otros que dejar al volante de una guagua a alguien con una simple licencia municipal para Vespinos.

    ¿Se ha hecho? ¿Se hace? de verdad que no puedo decir si, Sí o si, No, a mi nadie ha venido a quejarse. Lo que sí puedo decir y todos nos enteramos es lo que se hacía público por el periódico La Provincia el sábado día 6, que los 77 trabajadores contratados y que son aquellas personas seleccionadas, la mayoría por estar en situaciones de vulnerabilidad.

    El tema parece ser que está en un problema burocrático, y que aquellos que no entraron a principio del mes de diciembre pues el cobro al final de diciembre o principio de enero, no iba a ser posible. Esto ha sido un palo para esas familias que habían visto por fin después de un tiempo difícil vivido, luz al final del túnel, creyendo que cobrarían para pasar unas fiestas medio decentes y poder tener alguna perrilla para esos reyes magos. ¡El gozo en un pozo! ¿Culpables? todos.

    No escapa nadie, la cosa se reconducirá, sin ningún problema, seguro, pero lo que han hecho por esa llamada burocracia no tiene perdón de los reyes magos, ni funcionarios ni políticos, esto no podía ser un problemilla, ni hacer creer que se podían aguantar, esto es de cara dura, imperdonable de aquellos que contribuyeron en indignar a unos hombres y mujeres con todas sus razones, los que no tienen que sufrir estas situaciones y haber recibido, que así se lo merecen el respeto como los que más, de los funcionarios y de los políticos responsables del proyecto.  

    Escucha el comentario

    Comentar

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario