• El comentario a diario, martes 03 de abril, Ezequiel López

        0 

    04/04/2018 - 08:09  

    Nos costará conseguir ese lugar de confianza que un día manteníamos, por el simple hecho de ejercer la comunicación en radio, Tv o periódico

    En los tiempos que corren tenemos la obligación de beber de las diferentes fuentes informativas con las que podamos contar. Iremos siempre a aquellas que nos brinden la mayor de las confianzas, que siempre serán las que cuentan con personas, que ejercen la profesión con la mayor dignidad posible. ¿Cómo sabe un ciudadano que uno u otro es más o menos digno?, ¡como la vida misma querido!, hay que hacer el debido seguimiento para que ese profesional o medio cuente con su confianza. ¿Cuántos vecinos tiene usted?, 4, 6, 10… no todos son de su confianza, no a todos les habla usted de su familia, a unos les dará las buenas horas y poco más y a otros le dedicará el tiempo que se tercie en una conversación entre buenos vecinos. Igual debe de ocurrir con los medios al que se les dedica o se les presta la confianza. A algunos son de oír o leer con tranquilidad, como al vecino que le cuenta lo del noviete de su hija la adolescente, y otros medios a los que solo acerca su oído superficialmente o una lectura de titulares colocándolos en cuarentena. Es lo que hay, son los tiempos que corren y es la única forma de poder relacionarse con cierta información no sesgada.

    Es muy complicado hoy en día abanderar la única verdad, nos guste más o menos, si podemos confiar en este o aquel profesional, creo que tenemos que hacer un esfuerzo, siendo lo más viable para no tener que enviar toda información reciba a un constante escáner de la verdad. Nos costará conseguir ese lugar de confianza que un día manteníamos, por el simple hecho de ejercer la comunicación en radio, Tv o periódico, hasta conseguir permitirnos, todo o casi todo, hasta que se confundiera, la libertad de expresión con la vulgaridad y el libertinaje, teniendo claro que quien esté libre de culpa que se atreva a tirar la primera piedra.

    Ayer se celebró Pleno Ordinario en el Cabildo, pleno normal, mensual, ordinario es la palabra correcta, aunque yo digo que me suena raro, lo de ordinario. Y hubo un tema que unió a formaciones políticas que no parecían comer en el mismo plato ideológico con el tema tratado. Les pongo en antecedentes, hace unas semanas, dos o tres, desde el Cabildo, el presidente, Antonio Morales, recomendaba que Binter debiera de hablar con los responsables del Frente Polisario si se quiere utilizar el espacio aéreo que, según el frente Polisario, les pertenece. Aquellas palabras, que tuvo que matizar el propio presidente del Gobierno insular, diciendo que se trataba de una consideración, no una imposición. Aún así, algunos amigos y medios, se encargaron de mandarlo al “paredón” de los malos, malísimos. Por fortuna, ya ustedes saben que somos de carne y hueso y que tenemos nuestras debilidades, usted sabe que a veces, aunque sea ese vecino en el que confiamos o nos parece de confiar, no le va a tomar en cuenta que se dedique, junto con el vecino que no colabora con la Comunidad de Vecinos, a comer pipitas y dejar caer las cascaras en la zona común y no limpiarla.

    Ayer en el pleno del Cabildo se presentó una moción, del grupo de Podemos, en la que se demandaba que acabara el expolio de los recursos del pueblo saharaui y se dirigiera de manera inmediata a la organizaciones integrantes de la Confederación Canaria de Empresarios para instarles a que cesen sus actividades, si la tuvieran, en los territorios ocupados hasta llegar a acuerdos al respecto con los legítimos representantes. Obtuvo el respaldo de Nueva Canarias, Psoe, Coalición Canaria y los dos consejeros no adscritos, votando en contra, Partido Popular y Unidos. En la moción también se aprobaba dar apoyo a las iniciativas judiciales que coadyuven al cumplimiento de las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión europea relativas al Sáhara occidental. Visto así y en el terreno político, parece como que alguien pasó de buenas a primera, de villano a señor de la política, creo que sobra señalar o dar nombre. Una muestra evidente que tenemos que ahondar en diferentes fuentes de información antes de hacernos una opinión rápida de este o aquél político, máxime cuando estamos en la antesala de las elecciones próximas. Llamó la atención, sin duda, el apoyo de Coalición Canaria a esta moción, después de la recriminación que le hacía el Gobierno de Canarias al Cabildo por su petición a la compañía Binter, por volar a las ciudades del Sahara, eso sí, dejarlo claro, la moción no menciona a Binter, ni a ninguna otra empresa canaria.

    “Extraños compañeros de cama”, célebre frase que cada vez es más visible en el terreno político, retrato con el que tenemos que contar si queremos estar en la última, en las tendencias próximas políticas. Un pleno que les guste más o menos se ha encargado de colocar a cada uno en su sitio, a Antonio Morales en el que estaba y está, y hasta diría que seguirá, a otros, no seré yo quien los coloque, ellos sabrán.    

    Escucha el cometario

    Comentar

Publicidad

Publicidad

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario