• El superávit municipal, Montoro se supera (a sí mismo)

    Juan Francisco Artiles Carreño

    Lunes, 02 de Abril de 2018 - 16:34

    Las expectativas generadas por el acuerdo entre la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas (Montoro) nos ha llevado a esperar con ansia la publicación en el BOE del así ansiado Decreto, ese por el que las Administraciones Locales, dicen, pueden “hacer uso” del superávit generado en el ejercicio 2017.

    En la forma en que se ha trasladado el asunto a la opinión pública y después de leído el Decreto (1/2018 de 23 de marzo) hay que concluir que el Ministro de Hacienda, don Cristóbal Montoro, ha sido capaz de “vender” por cuarta vez, como un logro de la FEMP, lo que ya le habían comprado tres veces desde 2014.

    No hay más que leer despacio el propio Decreto. Dice Montoro… “Así, la disposición adicional sexta de la LOEPSF, introducida mediante la Ley Orgánica 9/2013, de 20 de diciembre, de control de la deuda comercial en el sector público permite, desde el año 2014, a las Corporaciones Locales que presentan superávit y remanente de tesorería para gastos generales positivo, así comoun nivel de deuda pública inferior al límite a partir del cual está prohibido el recurso al endeudamiento y un período medio de pago a proveedores que no supera el plazo máximo de pago establecido en la normativa de medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, destinar su superávit a financiar inversiones que deben ser financieramente sostenibles a lo largo de la vida útil de la inversión”…

    Es decir, por España y por todas las personas que habitamos en ella, el logro de la FEMP ante el señor Montoro consiste en haber conseguido que repita la operación de los años anteriores. La única diferencia está en que antes lo hizo a través de la Ley de Presupuestos Generales del Estado (apartado 5 de la disposición adicional sexta de la LOEPSF), y en esta, al no estar aprobados los presupuestos de 2018, simplemente ha decretado.

    Montoro ha conseguido que aquellos que le ponían a caldo por sus Leyes, ahora presuman de “buenos ahorradores” gracias a esas mismas Leyes. Él, repite la operación, pero se supera a sí mismo convenciendo a la FEMP de que el mérito es de los Ayuntamientos.  

    Gracias a su “generosidad” las Administraciones Locales podrán seguir repitiendo lo que ya venían haciendo desde 2014, utilizar los superávits presupuestarios siempre que cumplan una serie de requisitos, que, en la parte que nos toca, el Ayuntamiento de Telde no cumple.

    Entre esos requisitos algunos importantes. Sirva de ejemplo lo establecido en el artículo 1… “se prorroga para 2018 la aplicación de las reglas contenidas en la disposición adicional sexta de la LOEPSF”… que no es más que repetir parte de lo dicho en la exposición de motivos.

    Coloquialmente, para que todas las personas lo entendamos, el Ayuntamiento que quiera disponer del superávit de 2017 deberá estar al día con la cuenta 413 y cumplir el Periodo Medio de Pago (PMP) con los proveedores, pagar lo que debe, como dice la Ley, Telde no puede aplazar el pago a proveedores más de 30 días.

    Por España, Montoro se la ha “jugado” a la FEMP. Por Canarias, particularmente por Telde, el Gobierno de doña Carmen Hernández se la ha jugado a sí mismo. Los titulares y los flashes les pierden. Cree que hacer política es el postureo mediático.

    Hemos leído y escuchado de todo antes de conocer la “Montorada”: “Telde abandera la lucha contra la Ley Montoro”, “Telde podrá utilizar su superávit”, “O la gran gestión de la Concejala de Hacienda tras su viaje a Madrid permitirá utilizar el superávit”.

    La realidad nos hace dudar, mucho, de que todos los titulares se hagan realidad. Ojalá sea así por el bien de todas las personas de nuestro municipio. Pero la famosa cuenta 413, primera condición del Real Decreto, que recoge la deuda con proveedores sin aplicar ha presupuesto y que la señora López, doña Celeste, lleva depurando desde 2015, seguimos sin conocerla en detalle. Al cierre de 2016 superaba los 50 millones de deuda.

    La deuda bancaria proveniente de los créditos ICO sigue viva y activa.

    A lo que hay que sumar dos planes de pago a 7 años, uno proveniente de la deuda por expropiaciones, más los intereses cuando toque, y otro por sentencias judiciales firmes, en su mayoría por los “pufos” políticos.

    En cuanto a la segunda condición de la “Montorada”, que el periodo medio de pago sea inferior a 30 días, el Gobierno de doña Carmen Hernández, ha conseguido que el Ayuntamiento de Telde ocupe el “deshonroso” antepenúltimo lugar en la lista de datos del Periodo Medio de Pago a proveedores en toda España, en Canarias el último, 397 días tarda en pagar.

    Si a ello sumamos el bajo nivel de ejecución presupuestaria, difícil será que quien no tiene capacidad para ejecutar lo que tiene disponible pueda asumir un “extra”.

    En Más por Telde deseamos dos cosas: estar equivocado, y que los buenos deseos de la señora Alcaldesa se cumplan. Ojalá se pueda utilizar el “supuesto” superávit en mayor inversión en beneficio de todos. Decimos “supuesto” porque no conocemos la liquidación de las cuentas de 2017.

    En Más por Telde deseamos que ese sacrificio que realizamos todas las personas que habitamos en este municipio se vea reflejado en mejores servicios básicos, en limpieza, en parques, en playas, en las vías públicas, Escuelas infantiles, y en todo aquello que el PP, Ciuca y CC se llevaron.

    Ojalá…


Otros artículos de Juan Francisco Artiles Carreño

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario