• 'Las cuentas del agua en Telde'

    Juan Francisco Artiles Carreño

    Lunes, 11 de Diciembre de 2017 - 14:07

    La semana pasada don Agustín Arencibia, concejal responsable, entre otras, del departamento de Agua y saneamiento, nos ha ilustrado sobre las razones por las que los vecinos de Telde pagamos el agua más cara de España.

    Nos ha razonado que el problema fundamental es que la fundación autora del informe, FUNCAS, una de las mejores instituciones de estudios económicos de España, no sabe hacer su trabajo.

    Dice el señor Arencibia que pagamos el agua más cara de España debido a la insularidad, el bálsamo que explica y excusa todas las incompetencias políticas, y la desalación, que elevan los costes y con ello la factura que pagamos en Telde por tener agua potable.

    Si el concejal tiene razón, la pregunta es evidente… ¿por qué su compañero de partido el señor Quevedo no pide al señor Rajoy la subvención de los sobrecostes del agua potable, derecho fundamental y bien de primera necesidad que afecta a todos los ciudadanos y especialmente a los que peor les está tratando la crisis económica?

    Tal vez, antes de dar excusas tan superficiales y manidas, el señor Arencibia debiera estudiar el problema de los precios del agua que nos factura Aguas de Telde, partiendo del hecho de que la presidenta de la sociedad es la señora Hernández, y respondiendo a preguntas como:

    ¿Quién dirige Aguas de Telde?

    ¿Controla el Ayuntamiento los contratos que el socio privado formaliza con sus propias sociedades?

    ¿Existe concurrencia, obligada por la Ley de Contratos del Sector Público, en la contratación de las empresas ligadas al socio privado?

    Si en el Plan de Ajuste el Ayuntamiento está comprometido a vender su participación en Aguas de Telde al socio privado… ¿Es cierta la noticia de que el Ayuntamiento va a hacerse con el 100% de la sociedad?

    Si el Ayuntamiento se hace con el 100% del capital, ¿las empresas del socio privado seguirían siendo proveedores exclusivos de Aguas de Telde?

    ¿Puede certificar el señor Arencibia que esos servicios que recibe Aguas de Telde se están pagando a precios de mercado?

    ¿Conoce el señor Arencibia que esos contratos suponen pagos a empresas ligadas al socio privado por más de 3 millones de euros anuales?

    ¿Conoce el señor Arencibia que cantidades ha recibido el Ayuntamiento anualmente como propietario del 50% del capital de la sociedad?

    Estamos seguros que el señor Arencibia ni tan siquiera se ha planteado esas preguntas y de cuya respuesta depende la estructura de costes de Aguas de Telde, y con ello, los precios finales que los vecinos pagamos por el Agua.

    Si tratara de responder a esas preguntas, tal vez, solo tal vez, tendría una buena explicación de las razones por las que pagamos el agua más cara de España. Son razones que nada tiene que ver con la desalación y la insularidad, tan fácilmente solucionables como la subvención del 25% a los viajes interinsulares.

    Pero las verdaderas razones del alto precio del agua no son razones técnicas sino razones societarias. Es la estructura de sociedades que han girado y giran alrededor de la actividad de Aguas de Telde la que explica el altísimo precio que pagamos por el agua potable, derecho fundamental de todos los vecinos, como la vivienda, la alimentación o la luz. Todos ellos derechos fundamentales. Todos ellos convertidos en elementos especulativos. 


Otros artículos de Juan Francisco Artiles Carreño

Publicidad

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario