• Paseando por mi Ciudad, 'Calle Adela Báez Mayor' (Farmacéutica) San Gregorio.

        0 

    17/11/2017 - 08:33  

    Calle Adela Báez Mayor (Farmacéutica) - inicio. (Foto Luis López)

    En una de nuestras tantas caminatas, nos hemos ido al barrio de San Gregorio (El Ejido), en las inmediaciones del Punto Fielato, donde al llegar a la calle El Ejido, nos encontramos con el acceso a la calle nominada a Adela Báez Mayor (Farmacéutica), la cual, en una longitud de unos 140 metros y con orientación Norte-Sur, finaliza en la calle Nicolás Guillén, después de cruzarse con la calle Hilda Zudán.

    Tiene al Naciente la calle Ejido y al Poniente la calle Nicolás Guillén.

    Esta nominación fue aprobada recientemente por el Ayuntamiento en sesión plenaria celebrada el día 29 de Octubre de 2010, pasando desde entonces a formar parte del Callejero del Distrito II, Sección IX, del Censo Municipal de Habitantes y Edificios.

    SINOPSIS DE LA NOMINACIÓN:

    Adela Luisa Báez Mayor, era hija de Luis Báez Sánchez y de Adela Mayor Alonso, nace en Telde el día 21 de junio de 1904.

     Realiza sus estudios de farmacia en Madrid, los cuales finaliza doctorándose el 11 de diciembre de 1933, circunstancias éstas que hubo de defender con tesón y constancia, dado que en el mundo laboral la figura de la mujer no se contemplaba por aquel entonces, considerándose algo fuera de sitio tanto la realización de Estudios Universitarios como el ejercicio profesional.

    Adela Báez Mayor (Farmacéutica). (Foto Luis López)

    El 28 de enero de 1936 se casa en Telde con el ginecólogo Eugenio Artiles Torres, teniendo tres hijos en su matrimonio, de los cuales dos mueren a edad temprana tras largas enfermedades.

    La entrega de lleno a su hogar, farmacia y esposo, curten de tal forma a Adela Báez que le conducen a ejercer una "rebotica" de la que el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Tenerife se hace eco y en reconocimiento a sus méritos, le otorga en diciembre de 1974 la "Placa de Plata". Ese mismo año fallece su esposo y Adela refugia su dolor en el ejercicio de la profesión de Oficina de Farmacia.

    Cuando aún era niña, hubo de vivir con su familia la emigración a Cuba, pero siempre volvió al encuentro de sus raíces y a su pueblo natal, donde residía en la calle de Los Marinos, hoy María Encarnación Navarro.

    Vista aérea del sector. (Foto Luis López)

    Tuvo además tres hermanos: Luis Báez Mayor (abogado y poeta), Lucrecia y Lucila. Adela Báez, ejerce su profesión de Farmacéutica inicialmente en el municipio de Agüimes, pero pronto se traslada a Telde, estableciéndose en la calle León y Castillo, en cuyo edificio abre la Oficina de Farmacia que mantendría toda su vida y en la cual ejerció con mucha entrega la preparación de medicamentos y remedios.

     En la persona de Adela Báez, se dan una serie de circunstancias que la tipifican ejemplarmente, como una de las primeras mujeres que ejercen Estudios Universitarios, una de las primeras Profesionales liberales, una excelente esposa y mejor madre de familia, aderezando todo este compendio con una alegre y formidable manera de ser y estar. Señora donde las haya.

    Después del largo calvario que sufrió por la enfermedad de sus hijos, la muerte de éstos y el fallecimiento de su esposo, retomó con ilusión y total dedicación el ejerció de su profesión hasta llegar a la jubilación.

    Calle Adela Báez Mayor (Farmacéutica) - final. (Foto Luis López)

    Los últimos años de su vida sufre un cáncer de hígado y fallece esta excelente mujer el día 5 de octubre de 1981, dejando tras de sí el cariño de sus familiares, el respeto y admiración de todos los que la conocimos.

    Fue encomiable la labor sanitaria que realizó en su botica, preparando medicamentos para socorrer a los más necesitados, todo un silencio alarde de caridad y solidaridad, que hoy en día difícilmente se pueden dar.

    Comentar

Publicidad

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario