• Paseando por mi Ciudad, 'Calle Águila' (Tara).

        0 

    28/11/2017 - 08:27  

    Calle Águila (inicio). (Foto Luis López)

    Con el nombre de Calle Águila,  tenemos en nuestro municipio un vial ubicado en el barrio de Tara.

    Este vial se inicia en la Calle Canarios  y finaliza en un fondo de saco, lugar sin salida.

    Por su lado Norte tiene la Calle Ruiseñor y por el Sur la Avenida Fundación Vega Sintes.

    Esta nominación aparece por primera vez en el Censo Municipal de Habitantes correspondiente al 31 de diciembre de 1970, desconociéndose con exactitud la fecha en la que se acordara su asignación, al carecer de documentación que así lo demuestre.

    Como todas las calles de este barrio, es un vial estrecho, no más de 3 metros de ancho, con un sinuoso recorrido de aproximadamente unos 190 metros de longitud, teniendo un primer tramo angosto que luego se ensancha hasta el final.

    Pertenece al callejero que conforma el Distrito Tercero, Sección Sexta, del Censo Municipal de Población, de la Ciudad de Telde.

    "Ejemplar de Águila". (Foto Luis López)

    SINOPSIS DE LA NOMINACIÓN:

    Águila, es un ave que pertenece al grupo de las denominadas rapaces.

    Es una rapaz diurna de la familia de los “accipítridos”, grupo al que pertenecen el resto de las aves rapaces a excepción de los halcones.

    Habitualmente se consideran dos subespecies: el Águila chrysaetos homeyeri, en la Península Ibérica, norte de África y Asia Menor, y el Águila chrysaetos chrysaetos, en el resto de Europa.

    El Águila chrysaetos homeyeri, con casi 1 metro de longitud, 2 metros de envergadura y cera de los 5 Kg. de peso, es sin dura la mayor de las águilas españolas, aunque su tamaño es ligeramente inferior a la europea.

    Las águilas son aves de aspecto robusto y plumaje de color pardo oscuro, que se va aclarando con la edad. La cabeza es grande y en ocasiones de tonos dorados, por lo que también se la conoce con el nombre de águila dorada, las garras son fuertes y dotadas de afiladas uñas, llegando a medir la posterior hasta 8 ctms. de longitud, y el pico recto en su inicio y curvo al final, es corto, fuerte y ganchudo.

    Vista aérea del sector. (Foto Luis López)

    La cabeza, el cuello y los tarsos los tiene cubiertos de plumas.

    En vuelo se reconoce fácilmente por su gran tamaño, sus alas largas, ligeramente más estrechas en la base que en la parte media y digitalizadas en los extremos, y su cola cuadrada. El vuelo es muy parecido al más común ratonero, asciende describiendo círculos de gran radio con un vuelo potente y pausado y cuando ha ganado suficiente altura se desplaza en vuelo regular con las alas recurvadas hacia arriba.

    Su hábitat natural es mayoritariamente en los sistemas montañosos, desplazándose a los valles sólo para cazar, constituyendo junto al lobo los principales depredadores, jugando un importante papel en el control de las poblaciones de otras especies.

    Está dotada de una gran visión, localizando sus presas desde gran altura, para luego bajar en picado y volando a corta distancia del suelo, sorteando los obstáculos hasta acercarse sin ser vista a su presa, es entonces cuando se deja caer con las alas plegadas hacia arriba y las garras por delante, para atenazar su presa y darle muerte con el pico. En ocasiones, consumo la presa en el mismo momento y lugar de la captura, pero generalmente la traslada a las cercanías del nido o a los cortados en que pasa gran parte del día.

    Calle Águila (final). (Foto Luis López)

    Es un ave extraordinariamente territorial, que llegada la época del celo marca su territorio volando en círculos y efectuando frecuentes picados. Esta época se encuentra entre los meses de febrero y marzo.

    La nidificación la efectúa en cortados y cantiles rocosos inaccesibles, mostrando gran fidelidad a la pareja y al nido, el cual utiliza año tras año, aunque frecuentemente tiene más de un nido situado en su territorio. Estos nidos están formados por estructuras de ramas que se amplían cada temporada, llegando a tener más de un metro de diámetro y dos metros de altura. Su puesta está entre uno y tres huevos, aunque generalmente son dos, y su incubación dura algo más de 40 días.

    Existen otras tantas especies de águilas, entre las que se destaca por su aspecto, el Águila Pescadora, en la que el plumaje blanco de su cabeza y tarsos, la hacen especialmente atractiva.

    El Águila se ha considerado durante muchos siglos como símbolo de la realeza y el poder, reflejándose en los escudos de armas, monedas, blasones, etc., por multitud de culturas.

    Es por excelencia el símbolo que portaban los abanderados de todos los imperios, ya fuera el romano o el más modernos de hace tan sólo un siglo.

    Comentar

Publicidad

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario