• Paseando por mi Ciudad, 'Calle Alonso de Matos' (San Gregorio)

        0 

    16/03/2018 - 07:07  

    Calle Alonso de Matos (inicio). (Foto Luis López)

    Hoy nuestro paseo lo hacemos por el barrio de San Gregorio, concretamente por la zona de El Roque, donde vamos en busca de la calle Alonso de Matos, encontrando su inicio en la calle Roque, desde donde se proyecta con orientación de Naciente a Poniente y tras recorrer unos 120 metros, aproximadamente, finaliza en la Avenida Alcalde Alejandro Castro Jiménez.

    Tiene por el Norte la Avenida del Cabildo Insular y por el Sur la calle Alonso Rodríguez de Palencia.

    Esta nominación fue aprobada mediante acuerdo plenario en sesión celebrada el día 31 de marzo de 1995, teniendo el carácter de personal e histórico, con lo cual se adapta a lo dispuesto en el Capitulo II, Artículos 5º y 6º del vigente Reglamento para la nominación de calles, plazas y lugares de dominio público.

    Forma parte del callejero que constituye el Distrito II, Sección VI del Censo Municipal de Habitantes.

    Ingenio de moler caña de azúcar. (Foto Luis López)

    Las nominaciones en este sector guardan analogía entre sí, ya que se refieren a personajes históricos de principios del siglo XVI y hechos históricos de esa época.

    SINOPSIS DE LA NOMINACIÓN:

    Alonso de Matos, era de origen portugués, establecido en nuestro municipio en los primeros años del siglo XVI.

    Debió ser de aquellos portugueses que vinieron como expertos en el cultivo de la caña de azúcar y en la construcción de los ingenios, procedentes en su mayoría de la isla de Madeira, todo ello después de que Pedro de Vera realizara las datas de los repartos de tierras y aguas, entre los soldados que participaron en la conquista y algún que otro colono que posteriormente viniera de fuera.

    Vista aérea del sector. (Foto Luis López)

    Lo cierto es que Alonso de Matos  adquiere de Alonso Rodríguez de Palencia o Palenzuela, uno de los tres ingenios de moler caña de azúcar que este poseyera en el municipio. Los otros dos fueron comprados por Cristóbal García del Castillo y que estaba ubicado en la finca de Las Longueras, y el tercero lo adquirió Gonzalo de Jaraquemada, ubicado en la zona de Los Picachos, cuyas ruinas siguen existiendo.

    Según consta en el libro “La Caña de Azúcar en el Desarrollo de la Ciudad de Telde (siglo XVI)”, cuyo autor es el amigo y tocayo Don Luis Pérez Aguado, en el Archivo Histórico Provincial (P-736, folio 118) se encuentra un documento en el que se refleja la venta de tres casas, una de las cuales está dentro del sitio y solar del ingenio de caballos que Alonso de Matos  tiene en Telde, que está a mano izquierda según entra por la puerta mayor.

    Este ingenio de moler caña de azúcar cuya motricidad era debida tiro por animales, debió estar situado en la manzana que hoy ocupa las Casas Consistoriales, ya que, la propiedad se encontraba en la mano izquierda entrando por la puerta mayor y lindaba con la calle Real y la Plaza Mayor (hoy calles Juan Carlos I y Plaza de San Juan).

    Calle Alonso de Matos (final). (Foto Luis López)

    De este ingenio actualmente no existe vestigio alguno, con lo cual la historia la tenemos que seguir fundamentando en los escritos hallados, al no haberse tomado conciencia de la necesidad de preservar los elementos que conforman las señas de identidad, salvo... que no conviniera al gobernador de turno.

    En cualquier caso es una irreverencia total, una falta de respeto y consideración, hacia todos aquellos, que aunque su condición absurdamente fuera la de esclavos, que dieron sus vidas en dichos ingenios para enriquecimiento de los señores, muy religiosos ellos, pero negreros.

    Seguramente ese Dios que permitía estas atrocidades, llegado el momento final de sus desdichadas vidas, les perdonaría sus pecados como contraprestación, a las donaciones realizadas para limpiar conciencias.

    Comentar

Publicidad

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario