• Calle Ardilla (Jinámar)

        0 

    06/07/2018 - 07:16  

    Calle Ardilla (inicio) Foto Luis López

    Con el nombre de calle Ardilla,  tenemos en el barrio de Jinámar, un vial que con orientación Naciente-Poniente se inicia en la calle Granada y finaliza en un lugar sin salida, después de realizar un recorrido de unos 230 metros lineales, aproximadamente.

    Tiene por el Norte la calle Ortega y Gasset y por su la Sur linda con la calle Nicolás Estévanez.

    Esta nominación aparece por primera vez en el Censo Municipal de Habitantes referido al 31 de diciembre de 1980, estando integrada en el Callejero que pertenece al Distrito III, Sección X, del mismo.

    Dado el “carácter genérico” de la misma, esta nominación se encuentra tipificada en el Capitulo II, Artículo 7º del vigente Reglamento para la nominación de calles, plazas y lugares de dominio público.

    SINOPSIS DE LA NOMINACIÓN:

    Ardilla, es el nombre común que reciben diversas especies de roedores del sub-orden de los “esciuromórifos”, que a su vez se dividen en tres familias: “los esciúrinos” o ardillas comunes, “los ptreónimos” o ardillas voladoras y “los anomalúridos” o ardillas voladoras africanas.

    Ejemplar de ardilla.

    La ardilla común –por ser la existente en Europa- es la que vamos a tratar de conocer.

    Se trata de un mamífero de pequeño tamaño, su cuerpo es alargado y estrecho, con una larga cola de aspecto esponjoso y muy poblada de pelos. Puede medir entre 19 y 14 cmts., a lo que hay que añadir la cola que mide entre 15 y 20 ctms.

    Su peso varía entre los 18,6 y los 35,7 gramos. Durante el invierno tiene las orejas provistas de unos pequeños pinceles muy característicos en su punta, que pasada la estación se caen. El color de su espalda puede ser pardo oscuro, rojizo o castaño vivo. Su vientre es de color blanco. Se tiene conocimiento de ejemplares totalmente blancos (albinismo) y más comúnmente totalmente negros (melanísmo).

    Vista aérea del sector

    Las patas traseras son de mayor tamaño que las delanteras, en las que poseen cuatro largos dedos más el pulgar, de reducido tamaño,  dotados de unas largas uñas curvadas. Las patas delanteras posee cuatro dedos más un rudimentario pulgar, y también están provistos de uñas.

    Su dentadura consta de 22 piezas, teniendo en la mandíbula superior, 2 incisivos de crecimiento continuo, 4 premolares, 6 muelas, y en la inferior 2 incisivos, 2 premolares y 6 muelas, careciendo totalmente de colmillos.. Las hembras están provistas de dos pares de glándulas mamarias. La esperanza de vida de las ardillas en libertad es de aproximadamente 6 años, pudiendo vivir en cautividad por espacio de 10 años.

    Calle Ardilla (final). Foto Luis López

    En la Península Ibérica existen 5 subespecies pertenecientes a diferentes zonas. Normalmente viven en las zonas sombrías de los bosques de coníferas, aunque se las puede encontrar en los bosques de hoja caduca, y es más frecuente en las zonas de baja montaña que en la altitud, prefiriendo los bosques jóvenes y cerrados. Sus nidos son esféricos, de un tamaño de 22 ctms., y suelen tener 2 orificios de acceso para facilitar la huida, uno mayor que otro, pudiendo ser taponados desde el interior.

    Suelen estar colocados entre las ramas de los árboles y su interior está tapizado de musgo, hojas, para, ramitas o líquenes.

    Es muy activa y se alimenta de bellotas, semillas, frutos secos o huevos de pájaros. Realizan acopio de alimentos en el interior de los árboles para la temporada invernal. Tiene 2 períodos de celo y su gestación dura entre 40 y 60 días, tras los cuales nacen las crías en camadas que pueden ir de 1 as 6 individuos, que son vigilados celosamente por la madre hasta que alcanzan la edad adulta, siendo capaces de reproducirse entre los 6 y 11 meses.

    Comentar

Publicidad

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario