• Calle Armiche (Montañeta del Calero)

        0 

    24/07/2018 - 06:30  

    Calle Armiche (inicio). Foto Luis López

    Hoy paseamos por el barrio de Montañeta del Calero, donde vamos en busca de la calle Armiche, encontrando su inicio en la calle Alonso Fernández, desde donde parte con orientación de Norte a Sur y tras recorrer unos 210 metros, aproximadamente, va a finalizar a la calle Nobleza, en pleno barrio de La Viña.

    Tiene por el Poniente la calle Princesa Mesequera y al Naciente la calle Enrique III.

    Esta nominación aparece por primera vez en el Censo Municipal de Habitantes referido al 31 de diciembre de 1975, formando parte del Callejero del Distrito VI, Sección VIII del mismo.

    Dado el “carácter personal e histórico” de la misma se encuentra tipificada en el Capítulo II, Artículos 5º y 6º del vigente Reglamento para la nominación de calles, plazas y lugares de dominio público.

    Esta nominación al igual que las del resto de los viales que comprenden la Urbanización Montañeta del Calero, se refieren a personajes, hechos o lugares relacionados con la conquista del Archipiélago Canario, respetándose así la analogía que se propone en la antedicha reglamentación.

    SINOPSIS DE LA NOMINACIÓN:

    Armiche  es un nombre aborigen prehispánico de varón.

    Alegoría a Armiche.

    Según el “Diccionario de Nombre aborígenes canarios”, de Celso Martín de Guzmán, de este nombre no se registran otras variantes.

    Etimológicamente se relaciona con “Artemi” y “Armide”.

    Este nombre contiene el radical “temid”, que se traduce como “el príncipe”.

    Vista aérea del sector.

    Documentado por Castillo, Darias y Padrón, con el nombre de “Armiche” se conoció a un príncipe de la Isla de El Hierro, en los inicios de la conquista sobre el año 1402, el cual al cristianizarse pasó a llamarse Marcos Armiche.

    La conquista de la isla se produjo más bien de forma pacífica, mediante negociaciones, a manos de Juan de Bethencourt. El conquistador normando tuvo entre sus filas a "Augeron"” aborigen apresado años atrás y ahora mediador entre los aborígenes y los conquistadores, el cual era hermano del monarca de la isla.

    Calle Armiche (final) Foto Luis López

    A pesar de que Juan de Bethencourt prometió al monarca respetar la libertad de su pueblo a cambio de la rendición, finalmente no mantuvo su palabra, y gran número de habitantes fue vendido como esclavos.

    Se asentaron luego los franceses y peninsulares (principalmente gallegos), que junto a los naturales de la isla, estaban bajo el mando del gobernador Lázaro Vizcaíno, quien hubo de sofocar más de un levantamiento de los aborígenes, debido a su política de castigo hacia ellos. 

    Comentar

Publicidad

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario