• La piscina que 'abandonó su utilidad pública'

        0 

    06/08/2018 - 11:37  

    Desde finales de la década de los 90 todos los grupos políticos que han gobernado Telde han presumido de un proyecto 'público y social' que aún sigue sin ejecutarse

    Teldeadiario.-

    Telde.- El pasado 27 de julio el Pleno municipal con los votos favorables del Gobierno que encabeza Carmen Hernández (NC) desestimó la petición de “declaración de especial interés o utilidad municipal" de la obra pública otorgada por el Ayuntamiento de Telde a la UTE SYOCSA INARSA S.A E IFITNESS LAS PALMAS INSTALACIONES para la Gestión y Explotación del complejo de Deporte, Ocio y Salud La Barranquera formulada por la Entidad.

    La empresa a través de su representante legal había solicitado dicha declaración para que le fuera aplicada la bonificación del Impuesto de Construcciones e Instalaciones y Obras (ICIO).

    La negativa del Gobierno Local a “declarar de especial interés o de utilidad municipal” la obra está fundamentada, entre otros, en varios aspectos: “la in-conexidad con las causas sociales” de la explotación o que destaque en el registro del contrato “el fomento del empleo”.

    Afirmando que “no figura en el procedimiento registro distinto al de construcción y explotación con perspectiva de beneficio”.

    Páginas enteras de periódicos dedicadas a tan “alto logro” que ya no es de “interés municipal” para convertirse en una inversión privada en parcela pública “sin perspectiva social ni fomento del empleo”, con el único sentido de “la perspectiva de beneficio económico” en la gestión y explotación.

    Casi 20 años de espera, de muchos titulares y algún paseo por el Juzgado

    En el año 2002 llegó a firmarse un contrato con la multinacional Ahold.

    En 2004, el gobierno del PP y su socio CIUCA, llegaron a fijar día y hora para la entrega de la licencia que nunca se concedió.

    En 2008, con Aureliano Francisco Santiago al frente del Consistorio el convenio firmado con la multinacional holandesa fue rescindido porque la inversión prevista, 12 millones de euros, era inasumible.

    Ese mismo año, el edil Reyes presentó denuncia en el Juzgado de Instrucción 6 de Telde por “supuestas irregularidades en Urbanismo relacionadas con la desaparición de ciertos expedientes sobre adjudicación de obras”.

    Un informe de la Guardia Civil solicitaba la imputación de todo el Gobierno encabezado por Santiago, entre ellos la actual Alcaldesa, la responsable del área económica y el concejal Aguas, por “presunta prevaricación y delitos contra la ordenación del territorio”. Todo ello vinculado a la rescisión del contrato con la multinacional.

    Una denuncia y una investigación de la que nunca más se supo.

    En 2014 un nuevo concurso al que solo se presentó una oferta, y con una más que cuestionable “recepción parcial” de la primera fase de la urbanización de Arauz, la que corresponde a la parcela municipal, con la calle que bordea al Oeste, Santiago de Compostela, sin asfaltar y la zona sin dotación eléctrica, hizo posible que tras más de 2 décadas esperando la Junta de Gobierno Local adjudicase el mismo a la UTE conformada por SYOCSA-INARSA, SA. e IFITNESS Las Palmas Instalaciones Deportiva, SL.

    Tras cuatro años de intentos fallidos y sin desbloquear el “problema eléctrico”, en diciembre del pasado año la actual Alcaldesa firmó el contrato con el representante de la empresa.

    A pesar de ello, sin tener garantizada la construcción de la estación transformadora que se ejecutará con cargo al FDCAN del 2019, la UTE ha comenzado a vallar la zona y anuncia que en breve iniciará las obras. 

    Comentar

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario