•     0 

    04/03/2018 - 09:03  

    De Flores comestibles, la receta del día con Victoria

    Bizcocho con almendras y aceite de oliva

    Las flores del almendro son comestibles, o al menos yo me las he comido un montón de veces y no me ha pasado nada, aunque es cierto que no las he encontrado en ningún manual de flores comestibles, pero supongo que simplemente es porque no se cultivan comercialmente para la venta.

    No tienen apenas sabor pero tienen un color y una presencia tan elegantona y sutil que me encanta ponerla en los postres que hago por esta época que están los árboles florecidos y me regalan unas poquitas flores para mis postres.

    Siempre que usamos flores comestibles no podemos olvidar que solo se comen los pétalos, eliminamos todo lo verde y los pistilos.

    Pero eso es solo la decoración y como transformamos un sencillo queque o bizcocho en un bonito y atractivo bocado para nuestra mesa de desayuno o merienda. La diferencia son esos bonitos pétalos blancos y rosados.

    Pero al grano, tenemos un queque húmedo pero sin pasarnos, sabroso por las almendra que las trituramos con toda la piel (la finita marrón claro), la ralladura de limón, la canela y el aceite de oliva.

    Estos ingredientes y un batido en condiciones nos da un resultado un riquísimo, que te recomiendo.

    Y el truquito para que suba parejo es el fuego, no subirlo de 180º y al desmoldar le damos la vuelta y dejamos enfríar boca abajo sobre la rejilla, de esa manera se te queda la parte más bonita a la vista, que como no iba a espolvorear con azúcar ni poner glaseado quería que quedase mejor.

    INGREDIENTES

    Para un molde de 24 cm.

    5 huevos medianos o 4 xl.

    220 gr. de azúcar morena

    1 limón ralladura

    200 gr. aceite de oliva

    180 ml. de leche)

    220 gr. de harina

    1 sobre de levadura)

    100 gr. de almendra molida con piel

    2 cucharaditas de canela

    ELABORACIÓN

    Antes que nada picamos en la picadora que tengamos o thermomix las almendras hasta que estén muy muy picaditas. 

    Mezclamos la harina con la levadura, la almendra y la canela y apartamos para incorporar más tarde.

    Cortamos un redondel de papel vegetal para el fondo del molde. Eso nos garantiza que no se va a pegar y que tenga un bonito color. Los bordes puedes untarlo sencillamente con un poco de aceite.

    Batir los huevos con el azúcar  mucho mucho, hasta que se vuelva una espuma bien aireada, igual que si fueras a batir claras a punto de nieve. 

    Añade la ralladura de limón.

    Ahora toca ir incorporando el aceite poco a poco y cuando está incorporada verter la leche. 

    Añadir los ingredientes secos que teniamos preparados, me refiero al harina y demás y mezclarlo con una espátula, sin remover demasiado solo lo necesario para que quede homogéneo.

    Verter la mezcla en un molde desmontable de 24 cms que habremos forrado con papel de horno.  

    Meter al horno  a 180º unos 40 minutos aproximadamente. Pero recuerda pinchar en el centro con una brocheta o un cuchillo y si sale limpio es que está y si no deja unos minutos más.

    Dejar enfriar un poco antes de desmoldar. Un poco son unos 5 minutos. 

    Comentar

Publicidad

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario