•     0 

    29/07/2018 - 06:24  

    De Flores comestibles, la receta del día con Victoria

    Pastel de cerezas rápido y sencillo

    Quería hacer una tarta de cerezas, para el día siguiente, pero no tenía muchas ganas de trabajar, de pasar horas en la cocina. 
     
    Así que me fui a lo más rápido y seguro. Un paquete de hojaldre refrigerado de una marca buena y un kilo de cerezas, poco más lleva esta receta que te va a gustar seguro. 
     
    En otra ocasión ya haré la versión gourmet (prometo que pronto) con su masa quebrada a base de almendras, pero esta te saca de apuros porque está rica y apenas tardarás unos 30 minutos contando el horneado.
     
    La he decorado con flores de malva que es una especie de Geránio que además de tener multitud de usos y propiedades medicinales es preciosa y comestible. Recuerda siempre eliminar el tallo y comer unicamente los pétalos.
     
    INGREDIENTES

    1 kg. de cerezas

    200 g. azúcar

    30 g. de harina de maíz tipo Maizena

    Opcional un sobrecito de azúcar avainillado o las semillas de una vaina de vainilla.

    2 planchas de hojaldre estirado

    Opcionalmente puedes decorar con pétalos de flores. Yo usé unas malvas.

    PREPARACIÓN.

    Deshuesamos las cerezas. Yo lo hago presionando con un palillo de los chinos por la parte del rabito y verás como sale la pipa por detrás.

    Mezclamos las cerezas con el azúcar y las guardamos en la nevera. Mejor si lo hacemos unas horas antes, incluso la noche antes.

    Ahora cogemos el molde que yo prefiero que no sea desmoldable, ya que puede soltar un poco de jugo de las cerezas y chorrear el horno, y extendemos una plancha de hojaldre.

    A las cerezas con azúcar añadimos la Maizena y removemos bien.  Si hemos optado por añadír vainilla es ahora el momento y las volcamos sobre el hojaldre. En este caso utilicé un pirex de 23 cm. y quedó totalmente cubierto.

    Cubrimos con la segunda pancha o si queremos darle más gracia hacemos tiras con el hojaldre y decoramos como si fuese una rejilla.

    Pincelamos con un huevo batido para darle más brillo al hojaldre y metemos al horno, más bien cerca de la parte baja, ya que el hojaldre tiene más dificultad para cocerse en la parte de abajo.

    Cuando ya esté doradito sacamos y dejamos enfriar del todo antes de comer.

    A mi me gusta tomarla sola, pero puedes acompañarla de un helado de vainilla o una cucharada de nata montada estilo chantillí.

    Decora como mas te guste.

    Comentar

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario