•     0 

    28/12/2017 - 07:23  

    El comentario a diario, 27 de diciembre, Ezequiel López

    Son solo 14 meses para saber si continúan con esos sueldos y esa posición privilegiada que hoy en día tienen

    Mañana es el día de los “inocentes”, así es como lo denominamos coloquialmente, mañana dígase lo que se diga puede entrar en el terreno de las dudas, pues la inocencia es muy bonita. Termina un año y con él muchas historias que se anunció que empezaban en enero y que terminaría antes del próximo domingo.

    Los cursos políticos tienen sus comienzos en el mes de septiembre y se dan por finalizado el próximo mes de julio, donde les espera el mes inhábil de agosto. Estas fechas, donde se acaba el año, son solo unas semanas de otras vacaciones que a veces les hace flaco favor a las administraciones públicas, pues caen con mucha facilidad las disculpas del porqué de las ralentizaciones de obras, y de los escaqueos políticos de aquellos que son de poca voluntad laboral.

    Sucede con mucha frecuencia, y esto no le gusta mucho a los políticos que se sepa, pero en estas fechas, como los diputados nacionales y regionales cogen unas cortas vacaciones, los políticos de los ayuntamientos también cogen esos ejemplos al uso y suelen desaparecer de sus puestos de trabajo como políticos de gobierno, digo másss, muchos no me escuchan en estos días por que se encuentran esquiando, que por mucho que lo pinten, no todos pueden permitírselo con un sueldo mileurista.

    Dos primaveras y estamos de nuevo en elecciones, ósea, 16 meses y se les acaba a más de uno el cuento. Se está ya elaborando las estrategias para las nuevas elecciones, tienen unas tareas complicadas aquellos políticos que están esperando empezar obras y terminarlas, se las juega si no saben gestionar los tiempos para que esas obras que les ha llegado a través del Gobierno o Cabildo finalicen en los tiempos marcados, de eso dependerá mucho, algunas bolsas de votos que no permitirán mas meteduras de pata ni demoras en la finalización de las mismas, o su puesta en funcionamiento o en uso.

    Es muy importante que los políticos hayan aprendido la lección de aquel boom de obras llamadas del feile, que aún quedan, algunas sin finalizar y otras en los juzgados, sean cuidadosos y dejen a los amigos pal coño, apuesten por empresarios y empresas con solvencia y currículo, aquello de querer echar una mano a los que están empezando, dándoles obras de envergaduras públicas, suele tener un efecto búmeran, ósea, que de echar una mano nada, lo contrario, pueden terminar enterrados y con su experiencia empresarial por los suelos.

    Estas obras que se van a ver en este año y parte del otro, deben de repartirse entre aquellas empresas que ofrezcan garantías, no metan la pata, y pequen de dar los trabajos, en plan de salvador de los dineros públicos, dando contratos a la baja, para que luego se dejen las obras a medias y sea peor el remedio que la enfermedad. Son solo 14 meses para saber si continúan con esos sueldos y esa posición privilegiada que hoy en día tienen.

    Algunos han vivido como marqueses, otros han sido más comedidos, a otros esto ni les sube ni les baja, sencillamente les coge de camino y afrontan la situación política como tal. Son muchos y muchas las personas que están acostumbrados a ganar un sueldo de político y se han estancados, olvidándose de lo que hacían antes o lo que es peor, que qué harán cuando no lo tengan. No se nos esconde casos de personas que después de vivir al ritmo que le permiten esos sueldos, cuando les falta, caigan en una depresión, se conocen casos.

    A partir de los primeros meses del año entrante serán muchos los allegados y familiares que queriendo hacer bien, promuevan el diálogo con los políticos allegados o familiares, con la preguntita de ¿después de ser concejal que vas a hacer?, y he ahí cuando la luz pequeña del interior se enciende y te hace sentir un poquitín preocupado y hasta con vértigo.

    Claro está que los que tienen sus plazas en otras empresas privadas o en la propia administración, poco o nada les preocupa. Aunque lo intenten disimular, sabemos que como político de gobierno y cobrando en pocos sitios o ninguno se está tan bien. Catorce meses que tienen que andar finos, si han cumplido con su cometido, no tienen por qué preocuparse, si no lo han hecho y pueden justificar el porqué, no hace nada malo. Si no pueden justificar que no ha hecho lo que ha prometido y encima se emperreta en que lo olvidemos, mal van.

    Algunos igual estas recomendaciones poco o nada les pueden preocupar, de puertas afuera, sé que esto es una especie de latiguillo que les sonará cada momento que alguien se lo recuerda o ellos mismos se fustigarán hasta saber, primero que volverán a estar en lista, segundo que si lo colocarán o no en puesto de salida, tercero que salgan elegidos, y cuarto que gobiernen.

    Llegarán momentos de angustias que igual pueden superar si han sido serios, responsables y han venido a esto de la política a preocuparse por el interés general, lo demás, si ha gobernado y lo ha hecho ajeno a sus intereses y solo le ha preocupado los vecinos y vecinas del lugar, bienvenido sea su vuelta a casa ¡dentro o fuera de la política!

    Escucha el comentario

    Comentar

Publicidad

Publicidad

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario