•     0 

    27/07/2018 - 08:32  

    'Sentirse canario'

    Articulo de opinión de Lidia Mejías Suárez para El Mostrador de Ezequiel López

    Todos los periódicos  de tirada nacional y regional nos informan que en esta semana se procederá a la reunión del Presidente de Canarias con los diferentes ministros nacionales para “reactivar” la agenda canaria.

    Se me despiertan varias dudas, que aparecen en las diferentes tertulias políticas locales y regionales a este respecto, ¿Quién representa realmente a la ciudadanía canaria en Madrid? ¿Son más canarios o menos aquellos representantes públicos que lo son de partidos nacionalistas, o los centralistas aunque sean elegidos con los votos de los mismos canarios? ¿Si realmente no tuviéramos a estos representantes nacionalistas se darían estos debates o directamente no se nos aplicaría ningún tipo de compensación por la insularidad con respecto al resto de España?

    Siendo objetivos cuando mejor le ha ido a Canarias es cuando nuestros votos han sido decisivos en el Parlamento Nacional y  eso que nunca se nos ha dado el lugar que nos corresponde por derecho. ¿No sería más sencillo que los políticos canarios elegidos por los votos de los ciudadanos de las islas exigieran a sus propios partidos lo que presentaban como parte de sus reivindicaciones en las elecciones nacionales y por el cual fueron elegidos?. La realidad es que en la mayoría de los casos pasan tan desapercibidos, que no conocemos ni su cara, ni su nombre y por supuesto cuál es su labor política en la Cámara, además de apretar un botón que deciden en la dirección nacional del partido.

    Ahora que  se ha aprobado la bonificación del 75% para todos los residentes canarios en su traslados a la península gracias a las negociaciones de los nacionalistas canarios, aunque le pese a algunos,  independientemente de quién lo dijo primero, quién lo expresó mejor o quién lo peleó mejor….  que creo que  refleja más la ambición política de cada cual, que la necesidad de los canarios de entrar en estas pataletas infantiles, y aunque lo del descuento del transporte aéreo tenga sus críticos por la necesidad de dar prioridad a otras cosas que sí se sufren en nuestra tierra, como son los servicios sociales, educación, sanidad e incluso el transporte dentro de las propias islas que es deficitario y caro, creo ha de ser un inicio de la batalla principal, que debe tender a solucionar los verdaderos problemas de los ciudadanos, que entre otros está los que he nombrado.

    Vemos que las regiones que tienen representantes nacionalistas en el Parlamento español son los que son escuchados en sus demandas o si no… véase al respecto los vascos, gallegos, y qué decir de los catalanes¡¡ que tanto preocupa al Estado Español.

    Hay una frase célebre que se le atribuye a Pio Baroja  que dice “los nacionalismos se curan viajando”, pero creo que todo lo contrario, se cura dejando de tratar a las regiones de España de manera diferente, tanto económicamente  como en la distribución de competencias que está recogido en la Constitución y tender al federalismo, a una mayor libertad y responsabilidad en la gestión pública de las regiones. Inicialmente funcionó este sistema de las autonomías, pero vemos que con el paso del tiempo hay muchas de las instituciones y organizaciones “de la transición” que ahora no son eficaces, han quedado desfasadas y obsoletas.

    Dejar de tratar a las Comunidades Autónomas como niños que pelean por la atención de sus padres, y atender a todas las regiones con el mismo respeto,  teniendo en cuenta la singularidad de cada una de ellas, esa sí sería la curación de los nacionalismos y de una posible desmembración del Estado Español.

    No tengo dudas  del “sentimiento canario” de todos los representantes de cada una de las formaciones nacionales  y nacionalistas en el parlamento español, lo que sí es cierto y objetivamente palpable que no se reivindican de la misma manera, quizás por la poca libertad existente en los propios partidos políticos y la idiosincrasia existente en los mismos.

     Tenemos que cambiar muchas cosas en nuestra democracia joven sobre todo aquello que vemos que no funciona adecuadamente  acercar posturas dentro de la conciliación, evitando las radicalidades pero siempre dentro del respeto mutuo y evitando el sentimiento del colonialismo.

    Comentar

Publicidad

Publicidad

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario