•     0 

    09/10/2018 - 18:04  

    En el tocar del cachorro se conoce al bailarín

    El comentario diario, Ezequiel López en El Mostrador

    Una vez que termine este mes, la criatura irá camino de ser  sietemesina, y nacerá de la voluntad del pueblo, será aquello que se ha querido que sea. Antes que llegue ese día lloverán muchas propuestas para llevarse a cabo y otras tantas que se prometerán sin saber bien, si se podrán realizar o sencillamente quedarán como un buen señuelo que hará sumar votos a la hora de conseguir representación en cualquier institución. ¿Volverán a presentarse Natividad Arnaiz Martínez, Socorro Beato Castellano,  Rosa Bella Cabrera Noda, José Tomás Estalella Limiñana? ustedes al igual que la mayoría de los canarios estamos preguntándonos… ¿y quiénes son estos? pues son diputados del Parlamento Canario, son nuestros representantes, de diferentes formaciones: Podemos, Coalición Canaria, Socialistas y del Partido Popular… ¿de qué lugar y a quienes representan? ni pajotera idea, nos guste o no, nos representan a todos los canarios una vez obtenido el acta de diputado autonómico.

    Este ejemplo nos puede hacer reflexionar de la utilidad que nos ofrecen desde esa llamada Cámara de los Diputados. Son representantes que si no gobiernan o los colocan en algún puesto relevante pasarán la legislatura con la única misión de levantar sus brazos a la hora de las votaciones y poco más. Sé que suena feo, pero es que no se me ocurre otra cosa que decir de esos señores que empezarán a salir de la cueva parlamentaria por estas fechas y hasta saber si lo vuelven a poner en listas o ya le avisan que se les acabó el chollo de vivir como un ciudadano de primera.

    A todo esto, a sabiendas que existen políticos y políticas que más de uno hará lo indecible para darse a conocer con el populacho, pues sin darse cuenta, donde mejor les conocen es en los buenos restaurantes, en las agencias de viajes, las diferentes azafatas y los amigotes pudientes de algunos club exclusivos para algunos bolsillos con buenas carteras, es esta y no otra la realidad de esos políticos que hacen bulto y lo ganan muy bien.

    Se abre la veda de volver a pisar las aceras donde cagan los perros y los guarros de los dueños no las limpian. Llega el momento de buscarse amigos que les lleve a alguna Asociación de Vecinos para que les conozcan y que les pidan cosas, cosas de andar por casa, para ellos utilizar sus influencias con los líderes de sus formaciones para hacerles creer que tienen gente que les siguen, gente de verdad, no los cinco mil amigos de facebooc. A todo esto nos amenazan a subir a diez más los diputados que pueden llegar a la Cámara Autonómica en las próximas elecciones, con lo cual asumimos una nueva oportunidad para aquellos que están involucrados en las altas esferas de los partidos políticos, pues encima, estos puestos de diputado no están al alcance de cualquier militante, por mucho que se diga, los puestos que saben que pueden entrar serán para aquellos que pasarán los filtros pertinentes que sus líderes o familias políticas hayan creído conveniente. Es una pena, pues a muchos de ellos, no les vota ni su familia, pero eso no importa, las bases serán las que llevan ese arduo trabajo de buscar y rebuscar votos para que ellos lleguen al reino de la buena vida.

    Sé que estas cosas que cuento sonrojará a aquellos que tienen vergüenza y que reconocen que los partidos políticos no han hecho bien los deberes en promocionar a sus representantes políticos durante la legislatura, solo se les conoce al principio cuando sus nombres salen, algunos merodean algún que otro medio de comunicación y si no gobiernan, san se acabó, hasta estas fechas que se les vuelve a ver. Creo, y no viene mal, que los ciudadanos deben empezar a empoderarse con respecto a los políticos que quieren vivir del presupuesto o aquellos que quieren seguir viviendo. No se les puede dar ningún cheque de credibilidad en blanco. Seamos exigentes y no les permitamos que nos hablen de sus logros sino tienen las pruebas permitenentes, pues es costumbre el querer vendernos no solo lo que no han hecho, sino aquello que han hecho otros y quedarse tan frescos. Pregunte, aún siendo pesado, es mejor así, que nos tomen por tontos.

    He hablado de aquellos que no llegamos muy bien a conocer, pero si ellos a nosotros, pues somos los que hacemos posible que sus cuentas económicas no sean las mismas antes de llegar que después de tres años, mejorándoles la vida, sin duda. En el otro estado más a pie, entiéndanse consejeros de cabildos y concejales, existen paralelismos, en este caso se dará más en los que llegan a gobernar.

    En los Cabildos no todos los Consejeros de gobierno son conocidos, muchos se quedan en aquel conocimiento que se tenía de ellos cuando vivían en su pueblo o ciudad y que una vez ascendió a Consejero nunca más se les vio por los lugares que era asiduo cuando representaba a este o aquel colectivo o responsable de una u otra Concejalía. Esto que les estoy diciendo es verdad de la buena, han caído y están en esos errores, los políticos de la vieja guardia y los nuevos ricos, de los partidos llamados emergentes, éstos últimos creando un mayor desengaño pues hacían crear cierta esperanza que fueran diferentes a la llamada por ellos mismos "casta".

    Siete meses no son suficientes para creer uno que nos pueden resolver nuestras vidas, si podremos verles cuerpo a cuerpo y poco más, no serán estas las fechas más acertadas para poner todos los huevos en la misma cesta. La ciudadanía debe despertar, ya somos adultos y la mediocridad no está aquí afuera toda, una parte importante está en los gobiernos institucionales.

    La ciudadanía debe dejar atrás los complejos que ellos mismos nos quieren etiquetar, no debemos dejarles que nos propongan lo que nos puede venir bien, hagámoslo nosotros, digámosles lo que no pueden seguir haciendo, no tengamos reparo en hablarles de tú a tú, aunque se vistan de ejecutivo para impresionar, no les dejemos ir delante, pongámosle en su sitio, detrás de la ciudadanía, ya han estado bastante tiempo por delante de nosotros, aprovechemos este próximo parto electoral para que la criatura nazca sana de su juicio y con la clara voluntad de caminar libre de políticas pecaminosas e interesadas para los mismos de siempre. Eso sí, siempre con educación y sin empujones.

    Comentar

Publicidad

Publicidad

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario