•     0 

    05/02/2019 - 22:26  

    ¡No más tiempo, sí más decisión!

    El comentario a diario, Ezequiel López en El Mostrador.

    Ayer nos hacíamos eco, y hoy sigue el Canarias 7 dando razones para que no decaigamos en ese grito, para que no sigan quemando pólvora ajena a diestro y a siniestro, como si esos dineros fueran de ellos en particular para ese reparto tan generoso que se hacen todos los meses y días de guardar.

    El titular de hoy es que el Parlamento deja la finca a buen recaudo para los que vengan o continúen en el palmito. Existe un dicho que dice “si quieres conocer a Juanillo, dale un carguillo”, esto parece que es lo que le ha ocurrido a la presidenta del Parlamento Carolina Darias, ella bien sabe de las necesidades que se tiene en la calle, Carolina Darias viene de una carrera política socialista, supuestamente conocedora de todo eso que se hace llamar, necesidades sociales, y que no son pocas y parece ser que sin freno.

    Ella conoce la voluntad y la preocupación manifiesta de la calle por lo injusto que son los salarios de los señores diputados y sus dietas en comparación, no de los otros entes regionales de igual categoría institucional, sino de la realidad social y económica de la Comunidad canaria que, ve con mucho recelo que nuestros políticos sean unos verdaderos privilegiados en todos los aspectos, cuando sus quehaceres hacia el pueblo y el interés general deja mucho que desear.

    Como ayer decíamos, en el Parlamento cuando hay movimiento como es el que se está dando ahora, a unos meses de las elecciones, donde aún no se han abordado las liquidaciones de esos llamados diputados de a pié. En el año 2017, consta en un acta de la Junta de Portavoces y Mesa del 9 de marzo, que se menciona el estudio comparativo de dietas y sueldos a partir de la información facilitada a través de los portales de transparencia.

    Nadie, aparte de aquellos que asistieron a la reunión ha podido ver el estudio con el que la presidenta, Carolina Darias, concluyó que la Cámara está en la media nacional, en lo que respecta al coste de las Dietas – 536.000 euros 2018, según EFE. De este modo, nos dice Canarias 7, cerró la polémica que en su día se abrió y desde entonces, sólo Podemos ha mantenido el cuestionamiento sobre el cuadro retributivo cada vez que ha presentado enmienda parciales a los proyectos de ley de los presupuestos autonómicos.

    Nadie conoce el estudio, primero porque la Mesa ha ocultado hasta en tres ocasiones la entrega de la documentación, solicitada a través de la Oficina de Información, tal y como consta en la página institucional. En segundo lugar, “a ninguno se nos dio un papel porque se nos resumió en una gráfica tipo excel proyectada”, cuentan varios presentes en la convocatoria. Y en todo esto sigue presente la figura de la presidenta del Parlamento al frente y solo se ha limitado, como la mayoría de los diputados que hacen posible la Cámara Regional a aceptar que la vida del diputado, sigue igual.

    Estas quejas que se dan, ellos se encargan muy bien, sobre todo los que cobran, de no ceder un ápice en la posibilidad de rebajar ni de tocar para acondicionar a la realidad existente de nuestra economía, y lo resuelven pronto, apuntando que, quienes quieren que eso ocurra, son aquellos que practican el populismo, aquellos que les dicen al pueblo la verdad sin filtro, aquellos que les duele que se abuse de la generosidad injusta para unos pocos con el dinero de todos.

    El idioma de cobrar de lo público, son como las mentiras, tienen las patas cortas, además, así debiera de ser, y si no les interesa a algunos que se sepa, que vaya a ganarlo en lo privado. Lo triste no es que se paguen sueldos justos, aunque a veces nos parezca más o menos elevado por los resultados que recibimos, pero es lo que es, lo fastidiado es que los políticos, los piojos pegados de lo público, cuando se ven cobrando unos sueldos que, bien saben ellos que no lo cobrarán nunca fuera de esa institución, para que luego algunos digan, “de aquí no me voy yo ni a palos”, por fortuna no es lo que ellos quieran.

    Existen políticos, todo hay que decirlo, como algunos de Podemos, que no solo dicen que revisen y bajen esas dietas y sueldos, pues consideran elevado lo que pagan, sino que como no lo hacen, lo devuelven a las arcas públicas, insisto, no todos, pero si algunos muy dignos de ser considerados por cómo tratan los dineros públicos.

    El caso que nos trae, ayer y hoy, es el Parlamento canario, un Parlamento que amenaza no solo con seguir haciendo caso omiso a lo que se les dice, partidos políticos y la calle, para regular las dietas y otros complementos, y que cobren un sueldo digno sin excesos ni abusos en esas cantidades mensuales y extras que se llevan durante su estancia como diputados de a pié, sino que votemos en la próximas elecciones para facilitarles la vida a diez nuevos elegidos por la clase política para vivir como Marqueses.

    Yo pienso, luego existo, que los que no estamos de acuerdo que se aumente el parlamento regional, sin que antes se regulen esos grandes sueldos y demás gratificaciones, no vote a la nueva lista, dejen esa nueva lista para ellos, que las vote sus familiares y amigotes, no llegarán a los mínimos exigidos y no podrán entrar en el Parlamento.

    Esto se me ha ocurrido como solución a la cara dura de los quieren aumentar a diez más el asalto a la caja común de las perras públicas. Esto no creo yo, hombre de poca fe, que llegue más allá de un malestar más entre la población, ya se encargarán ellos de hacerles creer que después de los Reyes Magos, están ellos, los Diputados y Diputadas… y nosotros… tan felices.

    Comentar

Publicidad

Publicidad

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario