•     0 

    22/03/2019 - 22:01  

    'Incertidumbre política¡

    Con la Pluma del Faycan, articulo de opinión de Gregorio Viera Vega para El Mostrador de Ezequiel López.

    El pasado fin de semana tuve la oportunidad de compartir, conversaciones de corrillo sin fuego enemigo, con referentes políticos de Canarias, la situación política por la que atravesamos en general y como punto de referencia Canarias y Gran Canaria en concreto. La pregunta más recurrente entre quienes compartíamos el ameno debate, fue: ¿como ven la situación política actual en nuestra isla?, ante ello, después de enumerarse las distintas formaciones políticas que concurren a los próximos comicios  electorales, fue unánime en el diagnóstico de, ¡incertidumbre política!.

    No es para menos, murmuraba unos de los interlocutores que presto, se dispuso a hacer un análisis de las distintas formaciones que habían anunciado su participación el próximo mes de mayo, tanto las conocidas como las de nuevo cuño. Puso como ejemplo nuestra ciudad Telde, todavía no se conocía con certeza que la formación de Abascal decayera, en principio, en presentarse en la ciudad de los Faycanes. Hizo un esbozo, no del partido en si, lo hizo de quienes se sabían que iban a encabezar las listas electorales por cada formación política.

    Dibujó un futuro nada halagüeño en cuanto a posibles pactos, tan solo analizando la figura de  cada candidato o candidata. Me pareció curioso, que su disertación sobre las luces y las sombras, en la gestión pública, de quien lideraba la plancha electoral. Sin rubor, desmenuzó a cada persona para llegar a casi pronosticar que tan solo había tres personas para ser alcaldable después de mayo en Telde, dos hombres y una mujer, evidentemente no voy a desgranar con nombres y apellidos a que personas se refería, esta reflexión no es para eso, tan solo poner sobre la mesa lo curioso de su aseveración, que estas tres personas tienen políticamente relación.

    Entre asentimiento y negaciones con la cabeza por lo que oíamos, alguien se abrió camino en el corrillo para seguir ahondando en la incertidumbre política. A pesar de los últimos avances en el tema económico, se cierne sobre Europa, América del norte y sur una ola de populismos que pueden dar a traste con la concepción europea sobre bienestar, equidad, justicia social, la igualdad, etc., que llevado a las administraciones más cercanas, los ayuntamientos, pudieran derivar en enfrentamientos entre barrios por las desigualdades, por la percepción que se tiene sobre a quien o quienes van dirigidas todas las políticas sociales y a quienes deberían ir, jugamos con fuego nos interpelaba. 

    Ciertamente, escuchamos propuestas que van dirigidas, mas a agradar a los oídos amigos, que a verdaderas políticas públicas para seguir avanzando. De las personas que allí se congregaban, había una que me conoce desde hace bastante tiempo, no solo en lo político o por el activismo, laboralmente hemos compartido administración; su ceño fruncido me conminaba a pronunciarme sobre lo que se había expuesto con anterioridad sobre Telde, no ya sobre las personas en concreto, que también, ¡lo obvie claramente!, sino, sobre la incertidumbre política a la cual se referían. Telde es un territorio complejo políticamente hablando dije, donde los egos pueden más que las propuestas, así hice la entrada en el debate; proseguí con; algunos líderes más populistas se están aprovechando del descontento del electorado para resucitar medidas proteccionistas o de enfrentamientos que no se habían visto desde hace muchos años.

    En Telde concretamente vamos por barrios, se utiliza la desigualdad para tirarnos a la yugular de nuestros adversarios o adversarias con tal de arañar algún que otro voto, política de pandereta, me murmuran. Les decía que no entraba en la confrontación majadera y mezquina en la que últimamente hemos entrado y que lo que hace es contribuir sobremanera a la incertidumbre política, visto lo visto y sobre todo, conociendo a quienes han elegido para representarnos, en mayo tendremos bastantes dilemas, no solo por la cabeza visible sino por quienes le acompañan.

    Proseguíamos la conversación en corrillo hasta que alguien se nos acerca y nos dice, ¡vamos a cerrar!, nos miramos y callamos, con tono ligero alguien exclamó; pues seguiremos en otro momento, incertidumbre incluida .., con la pluma del Faycan.

    Comentar

Publicidad

Publicidad

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario