•     0 

    15/03/2019 - 14:23  

    'Misión cumplida'

    Con la Pluma del Faycan, articulo de opinión de Gregorio Viera Vega para El Mostrador de Ezequiel López.

    Los caminos en la política tienen la extraña concordancia de tejer a su alrededor, coincidencias que no siempre vemos o, no queremos verlas. Allá por el 2012 decidí apostar por un cambio, por una transformación política que renovara la forma de hacer y entender la política, adquirí un compromiso personal para hacerlo posible. Había llegado el momento de apostar fuerte y dar el paso, sin prisas pero sin pausa, para sustituir en el salón de plenos a quienes nos representaba en ese momento y así, formar desde la oposición, a quien estaba llamado a liderar una candidatura de responsabilidad y compromiso socialista. Desde ese entonces no me he movido un milímetro en mis convicciones, compromisos y sobre todo responsabilidad, yo no.

    Se estableció un trabajo de base, preparación de plenos, reuniones con quienes en ese momento eran la interlocución directa de la ciudadanía teldense, colectivos vecinales, sociales, deportivos, musicales, culturales y como no, la representación política; asistencia a actos, fiestas de los barrios, reuniones vecinales para ir palpando la situación en la cual se encontraba nuestros barrios. Para no cansarles, un trabajo para establecer un diagnóstico de la situación de nuestra ciudad y nos prepararnos de cara a las elecciones de 2015. Convocamos una conferencia política para establecer las líneas definitorias de un programa, de un proyecto socialista que encandilara a la ciudadanía, municipalismo, ciudadanía y desarrollo sostenible como líneas estratégicas.

    Un debate de ideas y propuestas que recabara las demandas e inquietudes y que ayudaran a las y los socialistas a conformar el programa electoral, fruto de ello, elaboramos un programa que llevamos a los comicios locales de 2015, con la idea de que reflejara “el sentir de las personas” y de perfilar un documento que respondiera al propósito de “construir ciudad”. Propuestas para el futuro de la ciudad que se abrieron a los asistentes en sendos debates en los cuales se establecieron las ideas, ideas para un programa electoral que reflejara “ese sentir” y fuera fiel reflejo de sus necesidades reales.

    Ese trabajo, acercamiento y compromiso dio como resultado cuatro actas de concejal.  No fue fácil asumir responsabilidades, las propias y las que nos dejaba el día a día, la intrahistoria municipal algún día revelará la asunción de responsabilidades que evitaran choque de trenes mañaneros, pero esa es otra historia. Sabía que había asumido un compromiso y responsabilidad con la ciudad y aún sigo manteniéndolo como concejal, hasta que el nuevo salón de plenos sea testigo de la toma de posesión de quienes hayan sido elegidos y elegidas para regir los destinos de nuestra ciudad, como persona seguiré manteniendo mi compromiso social y político.

    Pero lo que nadie me puede quitar, es que ese compromiso político con el PSOE y social, con la Diversidad lo siga manteniendo, pero no así con la Agrupación Juan Negrín de Telde, ese compromiso y responsabilidad finalizó el pasado día 2 de marzo de 2019 a las 18:00 horas. Se perfectamente lo que estoy haciendo y lo que estoy diciendo, mi compromiso adquirido tenía caducidad y esa caducidad se ha plasmado, más por imperativo de quienes manejan la misma, que por voluntad propia, pero ese día han indicado el camino por el cual ha de transcurrir mi activismo partidario en Telde.

    Está más que meditado y el silencio que me había impuesto, se ha topado como mi conciencia. Alguien cercano y querido compartió conmigo una reflexión sobre  “Conciencia y Silencio”, ¡que bien nos hace ser libres!, sin que la responsabilidad y el compromiso adquirido en un momento sea un lastre, por el contrario, la liberación ante conductas que en nada nos representa; las notas de prensa que se mandan a los medios que mas parece un castigo a quien o quienes no estamos de acuerdo, como un linchamiento publico por haber osado a discrepar democráticamente, hace que al final, viendo el panorama y sobre todo,  comprendiendo que les asuste la sombra. Tampoco quien tiene que velar para el cumplimiento de los estatutos y el respeto a los derechos individuales ha estado a la altura requerida, acampa a sus anchas en la Agrupación, permitiendo estas actitudes y comportamientos poco edificantes para el activismo político, llegado a este momento puedo decirles misión cumplida.., con la pluma del Faycan.

    Comentar

Publicidad

Publicidad

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario