•     0 

    01/12/2017 - 07:40  

    Calle Agustín de Iturbide... Parque Empresarial de Melenara. Las Rubiesas.

    Calle Agustín de Iturbide (inicio). (Foto Luis López)

    Con el nombre de calle Agustín de Iturbide, tenemos en nuestro municipio un vial ubicado en la Urbanización Industrial de Las Rubiesas.

    Se inicia en la calle Ignacio Ellacuría Beascoechea y tras atravesar la calle Simón Bolívar, finaliza en la calle Ignacio Martín Baró. Tiene un trazado de Poniente a Naciente y por su lado Norte linda la calle Antonio José de Sucre, mientras que por el Sur lo hace con la calle Nelson Mandela.

    Su nominación fue acordada por el Ayuntamiento Pleno en sesión celebrada el día 15 de febrero de 1993, en base a los artículos 5º y 6º, del vigente Reglamento para la nominación de calles, plazas y lugares de dominio público, siendo esta nominación de las considerada de carácter personal e histórico.

    La longitud del vial es de aproximadamente unos 160 mts. y la alineación de sus dos tramos es desigual.

    Este vial forma parte del Callejero correspondiente al Distrito V, Sección II del Censo Municipal de Habitantes, si bien se encuentra en una Urbanización de carácter Industrial y no Residencial.

    SINOPSIS DE LA NOMINACIÓN:

    Agustín de Iturbide nace en Valladolid (hoy Morelia) México, en el año 1783. Fue el hijo criollo de un inmigrante vasco de ancestros nobles y de una dama michoacana.

    Agustín de Iturbide. (Foto Luis López)

    A los 17 años ingresó en el regimiento de infantería provincial de su ciudad y a los 22 años se casó con Ana María de Huarte.

    Como la mayoría de los caudillos de la Independencia, sirvió primero al gobierno real español como oficial del ejército, adquiriendo notoriedad por la persecución de los primeros rebeldes entre los años 1810 al 1816. En el año 1813 el virrey Félix María Calleja lo ascendió a coronel y le dio el mando del regimiento de Celaya, para después darlo el control militar supremo de la intendencia de Guanajuato, uno de los principales escenarios de la rebelión.

    Ejerciendo esa responsabilidad puso en práctica el programa realista de la contra-insurgencia, siendo criticado por su arbitrariedad y por su duro trato a los civiles, practicando detenciones masivas de hombres, mujeres y niños, además de proceder al fusilamiento de todo el que se probara ser insurgente. En muchas ocasiones mantuvo a su tropa con sus propios recursos, pero fue objeto de una trama en la que se le denunció bajo el cargo de crear monopolios comerciales para su propio provecho, siendo destituido en 1816.

    Vista aérea del sector. (Foto Luis López)

    Tras probarse la falsedad de la denuncia, el virrey pretende restaurarle en su cargo, lo cual rechaza radicalmente y en el año 1820 en alianza con el General Guerrero, proclama el “Plan de Igualada”, en pro de la independencia, haciendo abdicar al virrey que firma el Tratado de Córdoba.

    A pesar de que este tratado no es reconocido por España, instando a las potencias europeas a no reconocer tal gobierno en las colonias hispanoamericanas ya que lo consideraría una violación a los tratados existentes.

    Agustín de Iturbide se proclama Emperador de México el día 19 de mayo de 1822, por aclamación del pueblo y su esposa es nombrada emperatriz. Pero la masonería al mando del General Santa Ana, le hace abdicar el 19 de marzo de 1823, abandonando el país se exila en Italia y luego en Inglaterra.

    Calle Agustín de Iturbide (final).(Foto Luis López)

    A principios del mes de julio de 1824, acompañado de su esposa y sus hijos, regresa del destierro desconociendo los cargos que se le imputaban de “traidor y fuera de la ley”. Fue apresado y el 19 de julio fue fusilado.

    Tres balas impactaron en el cuerpo y le arrebataron la vida, no sin antes pregonar su inocencia, su cuerpo fue enterrado en la iglesia parroquial de Padilla, que no tenía techo y estaba abandonada. 

    Comentar

Publicidad

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario