•     1 

    18/02/2018 - 08:36  

    Paseando por mi Ciudad, 'Calle Alférez Quintana Suárez' (San Gregorio)

    Calle Alférez Quintana Suárez (inicio). (Foto Luis López)

    Con el nombre de calle Alférez Quintana Suárez, tenemos en pleno Casco Urbano de la Ciudad, concretamente en el barrio de San Gregorio, un vial que orientado de Naciente a Poniente, se inicia en el cruce de las calles Manuel García Oliva (Concejal) y Ocho de Marzo y finaliza en la calle La Mareta.

    Por el Norte tiene la calle Picachos y por el Sur la calle Campillo.

    La longitud de este vial es de unos 300 metros aproximadamente y a él vienen a confluir las calles Juan Negrín, Matías Zurita, Santiago Ascanio Montemayor, Pablo Hernández Morales y Alcalde Juan Alvarez Castro.

    Esta nominación aparece por primera vez en el Censo Municipal de Habitantes referido al 31 de diciembre de 1960, correspondiendo al Distrito Segundo, Sección Primera del mismo.

    Esta nominación se puede caracterizar de “personal e histórico”, amparándose en los artículos 5º y 6º, del Capitulo II, del Reglamento para la nominación de calles, plazas y lugares de dominio público.

    Don Antonio Quintana Suárez. (Foto Luis López)

    En la misma concurren las circunstancias de analogía que recomienda la legislación vigente, dado que en el sector existen otras tantas nominaciones referidas a personajes de la historia del municipio referidos al siglo XX.

    SINOPSIS DE LA NOMINACIÓN:

    Antonio Quintana Suárez, nació en la Ciudad de Telde en el año 1918, aproximadamente.        

    Según versión de algunos de los que le conocieron, Antonio Quintana  era un joven muy sano, corpulento y todo un galán, al cual al parecer le gustaban mucho las bromas, en las que fundamentaba su muy buen humor.

    Vista aérea del sector. (Foto Luis López)

    En el año 1936, mientras cursaba sus Estudios Superiores en Las Palmas de GC, estalla la Guerra Civil Española, viéndose inmerso en el enrolamiento obligatorio que se hizo en la población.

    Fue uno de los tantos canarios que partieron obligados hacia la Península y no regresaron jamás con vida.

    Antonio Quintana, muere en el frente de batalla, con la graduación de Alférez, durante la Batalla del Ebro, que fue el destino de un gran contingente de canarios, y del que volvieron muy pocos.

    Calle Alférez Quintana Suárez (final). (Foto Luis López)

    Este caso tan irracional como paradójico se dio de igual forma en otro teldense en esa misma época José Ascanio, del que hablamos en la anterior ocasión.

    Detrás de ese enrolamiento, a la fuerza, quedaba una familia amenazada de ser víctimas de represalias, dado el caso de negativa y el riesgo de una ejecución mediante un sumarísimo.

    Desde cada bando se cometieron atrocidades y con desaparecer estas nominaciones como pretenden desde la Administración por el cumplimiento de una ilógica Ley de la Memoria Histórica no se arregla nada de lo que ocurrió, a la vez que se priva a las nuevas generaciones del conocimiento elemental para evitar no vuelva a ocurrir lo mismo.

    Comentar

    • jl. gago
      Recomendaría lectura de esa llamada "ilógica" Ley de memória. En ella habla de no mantener en espacios públicos signos o referencias a personas que lucharan contra el orden democráticamente establecido. Sçi, es una pena que muchos canarios fueran movilizados a la fuerza para combatir contra la legalidad. Y es una pena que muchos murieran. También es una pena que muchos canarios que no quisieron unirse a esa rebelión ni a la fuerza fueran reprimidos,encarcelados,fusilados,desaparecidos. También hay muchos casos de canarios que una vez en la península se pasaron a las filas republicanas. Algunos murieron en Mathausen,otros liberaron París con La Nueve, pero es curioso que para esos, verdaderos defensores de la democracia,de la libertad, no haya un mínimo recuerdo. No cuela. Cuando leo este tipo de artículos referentes a la memoria, que para mi no se le debe llamar histórica, sino democrática, es curioso como el mantra siempre es el mismo: o que ya pasó mucho tiempo,o que en todas partes se hicieron barbaridades o que "que ganamos con remover"...Pués es que de eso se trata, de poder salir a la calle y tener la seguridad de que la sociedad canaria actual, no tiene símbolos en sus calles que muestran lo peor de nuestra historia.
      Lunes, 26 de Febrero de 2018 a las 19:16

Publicidad

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario