•     0 

    06/03/2018 - 08:35  

    Paseando por mi Ciudad, 'Calle Almería' (Las Medianías)

    Calle Almería (inicio) (Foto Luis López)

    Hoy hemos ido de paseo por el barrio de Las Medianías, donde vamos al encuentro de la calle Almería, que es un vial orientado de Norte a Sur, que se inicia en la calle Suecia y finaliza en la calle Sirinoque, tras un recorrido de cerca de los 200 metros lineales, ocupando la totalidad del ancho de esta urbanización.

    Tiene por el Naciente la calle Orense y por el Poniente la calle Lugo.

    Con este vial se cruzan las calles Tamarán y Mozart.

    Esta nominación aparece por primera vez en el Censo Municipal de Habitantes referido al año 1970, perteneciendo al Distrito IV, Sección III del mismo.

    Tiene esta nominación el carácter de generalizada, adaptándose a lo dispuesto en el Capitulo II, Artículo 7º del vigente Reglamento para la nominación de calles, plazas y lugares de dominio público.

    SINOPSIS DE LA NOMINACIÓN:

    Almería, es una provincia española, situada en el S.E. de España e integrada en la Comunidad Autónoma de Andalucía. La capital de la provincia es la ciudad de Almería.

    Tiene una superficie de 8.774 Km2., y una población aproximada a los 536.731 habitantes, siendo ligeramente superior el número de varones.

    La densidad de población se cifra en 61.17 habitantes/Km2., cifra sensiblemente inferior a la media española.

    Engloba 8 partidos judiciales y 103 municipios, entre los cuales figura Nijar, que es uno de los municipios más extensos de España con casi los 600 Km2.

    Alegoría a Almería. (Foto Luis López)

    Es una provincia de las más montañosas de España. No en vano, el 46% de la población está ubicada en montañas, el 34% en colinas y el 19% en llanuras.

    Almería está atravesada de Poniente a Naciente por diversos macizos montañosos de origen alpino, integrados en el Sistema Penibético. Es precisamente esta disposición orográfica la responsable del aislamiento que sufren sus diferentes municipios entre sí, así como del resto del territorio nacional. La mayor altitud de la provincia se encuentra a 2.609 metros sobre el nivel del mar.

    Dentro del relieve destacan una media docena de picos importantes y la Sierra Nevada, mientras que en los 219 Km. de costa, nos encontramos otros tantos accidentes geográficos de relevante importancia (Cabo de Gata, Isla de Alborán,...)

    Su clima subdesértico reduce los accidentes hidrográficos a las características ramblas, que surcan la provincia por doquier, especialmente en la zona costera.

    Cuenta con al menos cinco ríos de cierta importancia y tres pantanos, los cuales dan vida a toda la huerta almeriense, donde los cultivos en invernaderos tipifican gran parte del paisaje.

    La riqueza natural de Almería queda reflejada en varios espacios protegidos: Parque Nacional de Sierra Nevada, Parque Natural del Cabo de Gata, Parque Nacional de la Sierra de María-Los Vélez, Desierto de Tabernas, Karts de Yesos de Sorbas, el Parque Marítimo Terrestre de Alborán, etc.

    El clima de Almería subdesértico, mediterráneo, cálido y seco, nos muestra cielos despejados y luminosos, con veranos cálidos e inviernos templados.

    Vista aérea del sector. (Foto Luis López)

    La pluviometría es escasa, siendo el Cabo de Gata el lugar donde menos llueve de España.

    El Desierto de Tabernas es, técnicamente, el único del continente europeo, lo que le confiere características naturales únicas que le valieron convertirse en escenario del rodaje de multitud de películas entre las décadas 1960 a 1980.

    Almería tiene una larga historia marcada por la presencia en su territorio de muy distintas civilizaciones, pudiéndose encontrar yacimientos paleolíticos, pinturas rupestres del neolítico, en la Edad de los Metales ya se tiene noticias del poblado de Los Millares, posteriormente en la Edad del Bronce surge la cultura de El Argaer.

    Cuando se desintegra el Califato de Córdoba se inicia en reino de taifas de Almería, alcanzando el máximo esplendor con el rey Almotacín, de cuyo palacio se conservan restos en el segundo recinto de la Alcazaba. El final de las taifas lo impone la invasión de los almorávides en pleno siglo XI. El emperador cristiano Alfonso VII conquista la ciudad en el año 1147, pero diez años más tarde vuelve a ocuparla los almohades los cuales mantienen la hegemonía musulmana hasta 1489 en que es nuevamente conquistada por los Reyes Católicos.

    Aunque se inicia el poblamiento cristiano, la mayoría de la población es musulmana y esa se alza en armas en las Alpujarras en el año 1568, por los agravios comparativos de que eran objeto, consiguiendo el rey Abén Humeya establecer su corte durante varias décadas. Finalmente el rey Felipe II envía a Juan de Austria que aplasta a los moriscos, para años mas tarde ser expulsados del territorio español en el reinado de Felipe III.

    Calle Almería (final) (Foto Luis López)

    Almería sufre un período de decadencia al que contribuyen sobremanera diversos terremotos y la continua amenaza de ataques piratas en sus costas. No sale del letargo en el que estaba sumida hasta entrado el siglo XIX, donde la minería y el cultivo de la vid proporcionan prosperidad en la que surge una incipiente burguesía. En este período destaca la figura de Nicolás Salmerón, político progresista que llega a ser Presidente del Gobierno en la I República.

    La llegada del ferrocarril  y la mejora del puerto no pueden impedir una masiva emigración en las primeras décadas del siglo XX, con destino a Argelia y América. Luego sufre heridas profundas en la Guerra Civil Española.

    En la posguerra se vuelve a producir nuevamente un gran flujo migratorio hacia Cataluña, Francia y Alemania, que solo se ve frenado en los inicios de la década de 1960, donde se inicia una nueva etapa de prosperidad mediante el cultivo en invernaderos y el turismo de playas.

     Almería ha pasado en los últimos años a ser tierra de promisión para miles de inmigrantes del norte de Africa y del Este de Europa, los cuales llegan buscando una vida mejor. 

    Comentar

Publicidad

Publicidad

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario