•     0 

    11/03/2018 - 09:56  

    Paseando por mi Ciudad, 'Calle Alonso Alvarad' (Callejón del Castillo)

    Calle Alonso Alvarado (inicio) (Foto Luis López)

    Paseamos hoy por el barrio de Callejón del Castillo, donde vamos en busca de la calle Alonso Alvarado, encontrando su inicio en la calle Cánovas del Castillo, desde donde se proyecta con orientación Sur-Norte y tras recorrer unos 280 metros, va a finalizar a la calle Capitán Escandell.

    Tiene al Naciente la calle Beethoven y al Poniente el Camino de la Cruz.

    Esta nominación aparece por primera vez en el Censo Municipal de Habitantes referido al 31 de diciembre de 1975, encontrándose dentro del callejero que corresponde al Distrito VI, Sección II del mismo.

    La nominación que nos ocupa es de carácter personal e histórico, ajustándose a lo dispuesto en el Capitulo II, Artículos 5º y 6º del vigente Reglamento para la nominación de calles, plazas y lugares de dominio público.

    SINOPSIS DE LA NOMINACIÓN:

    Alonso Alvarado y Ulloa, nacido en Valverde de Medellín, provincia de Badajoz, 1539 y fallece en Gran canaria en el año 1599.

    Alegoría a Alonso Alvarado. (Foto Luis López)

    Fue uno de los Capitanes de más relieve en la historia de Gran Canaria y uno de los más destacados soldados españoles. Combatió en Italia, Flandes y a las órdenes de D. Juan de Austria, contra los moriscos de Granada.

    Al ser nombrado Gobernador de Gran Canaria, el 3 de Diciembre de 1594, tenía ya una personalidad bien definida.

    Dirigió la defensa de Las Palmas de Gran Canaria, contra Drake, acompañado por su Teniente Letrado el Licenciado Antonio Pamochamoso.

    Vista aérea del sector. (Foto Luis López)

    Fue rechazado el ataque dirigido por la escuadra inglesa simultáneamente contra La Luz, Santa Catalina y las mismas playas de la Ciudad de Las Palmas.

    El 26 de Junio de 1599, al rayar la aurora, se encontró Las Palmas frente a la armada de los Estados Unidos de Holanda y Zelandia, mandada por Van der Does y compuesta por 66 bajeles y diez mil hombres.

    Afortunadamente el holandés encontró a la Isla muy dispuesta a resistir bajo el mando de Alonso de Alvarado. Aunque el ataque fue rechazado vigorosamente al principio, el número de los enemigos y el haber sido herido peligrosamente el propio Gobernador de Gran Canaria hizo que la avalancha invasora penetrase y tomase la Ciudad, retirándose la fuerza insular hacia la Vega de Santa Brígida, donde murió Alonso de Alvarado a consecuencia de su herida.

    Calle Alonso Alvarado (final) (Foto Luis López)

    Bajo el mando de Pamochamoso, los holandeses fueron posteriormente derrotados en la Batalla del Batán, perdiendo en esta incursión cerca de dos mil hombres.

    Los canarios supieron aprovechar el conocimiento de la orografía del terreno y tendieron varias emboscadas, después que las tropas holandesas estaban casi extenuadas bajo un sol de ley.

    El almirante holandés Van der Doez, tras sufrir esa tremenda derrota, antes de partir mar adentro, mandó incendiar todos los edificios importantes de la ciudad. Fue la última incursión de los piratas holandeses en nuestra isla.

    Comentar

Publicidad

Publicidad

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario