•     0 

    03/04/2018 - 08:14  

    Paseando por mi ciudad, 'Calle Amapola' (La Garita)

    Calle Amapola (inicio) (Foto Luis López)

    Vamos hoy de paseo por el barrio de La Garita, donde buscamos la calle Amapola, que es un vial orientado de Norte a Sur, iniciándose en la calle Pascua y finaliza en el Paseo de Las Delicias, tras un recorrido de aproximadamente unos 180 metros.

    Tiene al Poniente las calles Siempreviva y Fresno, mientras que al Naciente tiene la calle Flor de Lis.

    Esta nominación aparece por primera vez en el Censo Municipal de Habitantes referido al 31 de diciembre de 1970, formando parte del callejero del Distrito V, Sección VIII del mismo.

    Su carácter generalizado le incluye entre las descritas en el Capitulo II, artículo 7º del vigente Reglamento para la nominación de calles, plazas y lugares de dominio público.

    SINOPSIS DE LA NOMINACIÓN:

    Amapola es una planta perteneciente a la familia de las papaveráceas, que además comprende 200 especies de plantas distribuidas fundamentalmente por los países templados, generalmente Europa y el sur de Asia.

    Campo de amapolas. (Foto Luis López)

    Se trata de una hierba con látex o arbusto de hojas lobuladas o divididas, con capullos floreados colgantes y flores dispuestas en un largo pecíolo individualizadas y muy vistosas.

    Su importancia radica en el hecho de que todas ellas contienen alcaloides por lo que son muy cultivadas como drogas y como plantas medicinales.

    De entre todas ellas la especie sonniferum o adormidera, se cultiva en Asia para obtener el opio y un aceite comestible.

    Las especies europeas no se cultivan, encontrándose en estado silvestre, adornando con sus bellos colores los campos a la entrada de la primavera.

    Vista aérea del sector. (Foto Luis López)

    Las hojas son generalmente alternas y divididas o dentadas, simples o compuestas y sin estípulas.

    Los tallos son herbáceos, con látex. Las flores son muy grandes y de vivos colores, generalmente solitarias y regulares.

    Su cáliz tiene dos sépalos que caen al abrirse la flor. La corola es generalmente de 4 pétalos cruzados dos a dos, poseyendo numerosos estambres. El ovario es súpero con uno o varios cárpelos. Su fruto es en cápsula.

    Calle Amapola (final). (Foto Luis López)

    Comprende poco más de 20 géneros, entre los que destacamos: Argemone, Ceratocapnos, Chelidonium, Corydalis, Eschscholdia, Fumaria, Glacium, Hypecoum, Menocopsis, Papaver, Platycapnos, Roemeria, Rupicapnos y Sarcocapnos.

    Se enamora uno del paisaje canario, cada vez que tiene la dicha de contemplar los campos de amapolas, al romper la primavera, son una constante que tipifica nuestras islas.

    Es una genial expresión de la naturaleza, que adorna la sinfonía de la vida.

    Comentar

Publicidad

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario