•     0 

    15/04/2018 - 07:55  

    Paseando por mi ciudad, Calle Amistad (La Viña).

    Calle Amistad (inicio). (Foto Luis López)

    Paseamos hoy por el barrio de La Viña, donde vamos al encuentro de la calle Amistad, encontrando su inicio en la calle Bondad, desde donde parte con orientación de Poniente a Naciente y tras recorrer unos 110 metros, aproximadamente, va a finalizar en la calle Nobleza.

    Por el lado Norte tiene paralela la calle Nobleza y por el Sur el cauce del Barranco del Negro.

    Esta nominación aparece por primera vez en el Censo Municipal de Habitantes referido al 31 de diciembre de 1975, encontrándose incluida dentro del callejero que compone el Distrito VI, Sección XI del mismo.

    Las nominaciones de los viales del sector guardan analogía entre sí, ya que, las mismas refieren actitudes y sentimientos del ser humano, cumpliéndose así las recomendaciones de la reglamentación vigente.

    Dado el carácter generalizado de la nominación, se encuentra tipificada en el Capitulo II, Artículo 7º del vigente Reglamento para la nominación de calles, plazas y lugares de dominio público. <br><br>

    SINOPSIS DE LA NOMINACIÓN:

    Amistad, es afecto personal puro y desinteresado,  las personas con las que se comparten este afecto se denominan amigos.

    Cuando el amor honesto y sincero se hizo hábito en alguien, se dice que se quiere con un amor de amigo, al ser un hábito, también se construye, es una unión que se fragua con el tiempo.

    Expresión de amistad. Foto Luis López

    El amor de amistad se coloca decididamente fuera del ambiente familiar y se aparta del color sexual.

    El amor de amistad es un amor perfecto. Es la relación más honesta entre dos personas, sin intereses creados o de segundas intenciones.

    Tener un buen amigo equivale a tener un respaldo seguro ante cualquier adversidad.

    El amor de amistad es siempre íntimo y en esa intimidad se trata de encontrar nuestro bien humano y perfecto afirmando el bien absoluto, en el cual aprendes a amarte a ti mismo y a compartir ese amor con tus semejantes, o sea con tus amigos.

    De ahí surge otro sentimiento complementario que es la lealtad, que es la virtud que ayuda a la persona a aceptar los vínculos implícitos en la adhesión al amigo, de tal modo que refuerza y protege, a lo largo del tiempo, el conjunto de valores que representa esta relación, la amistad.

    Vista aérea del sector. Foto Luis López

    En el ejercicio de la amistad surgen otras tantas virtudes inherentes, tales como:

    La generosidad que facilita al amigo a actuar a favor del otro teniendo en cuenta lo que le es útil y necesario para su mejora personal.

    El pudor que controlará la entrega de aspectos de su intimidad.

    La comprensión que le ayudará a reconocer los distintos factores que influyen en su situación, en su estado de ánimo, etc.

    La confianza y el respeto llevan al amigo a mostrar su interés en el otro, que cree en él y en sus posibilidades de mejorar continuamente.

    Los buenos amigos luchan por superarse en sus virtudes exigiéndole también a la otra comprensión y ejemplo.

    Lamentablemente hoy en día, se dedica poco tiempo a los amigos y al cultivo de la amistad, comportamiento ilógico e inhumano de la sociedad fría y materialista en la cual nos encontramos inmersos.

    Si no nace el amor en la amistad, no nace en ningún otro sentimiento, ya que los demás son derivaciones de éste que es una incondicional entrega al otro.

    Calle Amistad (final).Foto Luis López

    Del amor de amigo se puede derivar el amor de pareja, el fraternal o cualquier otro que termine siendo puro y sincero.

    Quien tiene un amigo tiene un tesoro, pero la vida de ese tesoro descansa en el pilar fundamental del amor puro, sincero y libre. No puedes presumir de tener un buen amigo, si pretendes que este se adapte a los esquemas que  hayas idealizado, dado que llegado el caso coarta su propia libertad y surge el desamor.

    La amistad más grande es aquella que va presidida por la sinceridad, la inocencia o la entrega, de ahí que los mejores amigos pueden ser los niños o los ancianos.

    Comentar

Publicidad

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario