•     0 

    01/07/2018 - 06:40  

    Calle Araucaria (Lomo de Bristol)

    Calle Araucaria (inicio) Foto Luis López

    Paseamos hoy por el barrio de Lomo de Bristol, donde vamos en busca de la calle Araucaria, encontrando su inicio en la calle Palafox, desde donde se proyecta con alineación Norte-Sur y tas recorrer unos 190 metros, va a finalizar a la calle Sauce.

    Tiene por el Naciente la calle Acebuche y por el Poniente la calle Sapote.

    Esta nominación fue aprobada por el Ayuntamiento Pleno en sesión celebrada el día 26 de noviembre de 1998, en base a lo dispuesto en el Capitulo II, Artículo 7º del vigente Reglamento para la nominación de calles, plazas y lugares de dominio público, dado su “carácter generalizado”.

    Conforma el Callejero del Distrito IV, Sección I del Censo Municipal de Habitantes de la Ciudad de Telde.

    SINOPSIS DE LA NOMINACIÓN:

    Araucaria, es un árbol dioico o monoico, con hojas de lineares a oblongas, en espiral. Microsporofilos con 5-20 microsporangios péndulos, con escama seminífera y bráctea tectriz unidas. Tiene un primordio seminal por escama seminífera.

    Ejemplares de Araucarias.

    Su nombre botánico es “Araucariaceae” procedente originariamente de Arauco, provincia de Chile, perteneciendo al género denominado “Araucaria Araucana” (piñonero).

    Es un género de 20 especies de las cuales 4 se cultivan también en Canarias, siendo las más conocidas: “Araucaria Heterophylia”, “Araucaria Excelsa o bunya-bunya” y la “Araucaria Bidwilli”.

    Las araucarias se pueden considerar que son habitantes que vienen de otras eras, permanecen hoy suspendidas en ese único rincón de la Tierra, del cual son el símbolo por su belleza particular y soberbia. El origen de su familia, “Arauucariaceae”, se remonta a 200 millones de años atrás, a principios del Jurásico.

    Vista aérea del sector.

    La “Araucaria araucana” es una especie que se distribuye actualmente a ambos lados de la cordillera de los Andes, en Chile y en Argentina. Por debajo de la cordillera, subducta la placa de Nazca, razón por la cual se producen esporádicos volcánicos y movimientos tectónicos, que condicionan la dinámica de la especie desde tiempos inmemorables.  Del lado Este de la Cordillera, tormentas eléctricas han mantenido la presencia del fuego en los bosques a lo largo de la historia.

    Los bosques de Pehuen, en Argentina, representan para los neuquinos algo más que un bosque, además de ser el lugar que muchos eligen para descansar, en la parte norte, cerca de las últimas estribaciones de la distribución de la especie, se encuentran Copahue con sus aguas termales y Caviahue con sus pistas de esquí.

    Desde allí hacia el sur, acompañan el límite entre el bosque y la estepa, con una definición clara del suelo que les pertenece. Más abajo se mezclan con colonias de cipreses en las tierras más áridas hasta llegar a los lagos Lolog y Hermoso, donde existen sólo ejemplares aislados.

    Calle Araucaria (final) Foto Luis López

    Su corteza suberosa, gruesa, de 10 a 14 centímetros de espesor, agrietadas en forma de placas hexagonales, le han conferido el apodo de “rompecabezas para monos”. Puede llegar a alcanzar esta conífera los 50 metros de altura y los dos metros de diámetro.

    Presenta ramas regularmente verticiladas. La copa con forma cónica en los individuos jóvenes, con el tiempo toma forma aparasolada al no crecer en altura y si para los lados subdividiendo sus ramificaciones.

    Comentar

Publicidad

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario