•     0 

    11/01/2019 - 10:14   |   Calle Buganvilla (inicio). Foto Luis López. 

    Calle Buganvilla (Lomo de los Melones)

    Hoy paseamos por la Urbanización de Lomo de los Melones, al Sur de la Playa de La Garita, donde vamos en busca de la calle Buganvilla, que se trata de un vial orientado de Poniente a Naciente.

    Se inicia en la calle Torriani y finaliza en el Paseo Marítimo de La Garita, tras un recorrido de unos 250 metros lineales.

    Tiene por el Norte las calles Lirio y Margarita y por el Sur la calle Tomillo.

    Esta nominación aparece por primera vez en el Censo de Población referido al 31 de diciembre de 1970, formando parte del Callejero que compone el Distrito V, Sección VII del mismo.

    Dado el carácter “genérico” de la nominación, la misma se encuentra tipificada en el Capitulo II, Artículo 7º del vigente Reglamento para la nominación de calles, plazas y lugares de dominio público.

    Esta nominación que se refiere a una variedad de planta, por lo que cumple con la analogía que se da en el resto de las nominaciones de los viales que conforman esta Urbanización, cumpliéndose así las recomendaciones propuestas en la vigente reglamentación.

    SINOPSIS DE LA NOMINACIÓN:

    Buganvilla,  es un género de planta trepadora perteneciente a la familia de las nictagíneas”.

    Se encuentra clasificada dentro del orden de las centrospermales dicotiledóneas, con brácteas florales de colores vivos.

    Ejemplar de Buganvilla.

    Su nombre botánico es “Bouganvillea”, siendo el origen del mismo francés.

    Son originarias de América del Sur y se cultivan para el ornamento urbanístico de parques, jardines o zonas verdes en general.

    Preferidas para adornar o cubrir las tapias o cercas de fincas y jardines, dado que sus ramificaciones se entrelazan de tal forma que imposibilitan el paso de cualquier persona, defensa ésta que se ve reforzada por la presencia de grandes y afiladas espinas. 

    Vista aérea del sector.

    Son conocidas vulgarmente con el nombre de “enredaderas de papel”, denominación ésta que habla de las características entrelazadas de sus ramificaciones y la consistencia de los pétalos de las flores –por lo fina que es parece ser de papel-.

    La Buganvilla ofrece una amplia variedad de colores que van desde el blanco al rojo fuerte, pasando por el amarillo, el anaranjado y el rosa.

    Es una planta muy resistente a las inclemencias, y aunque son propias de climas secos, tolera la humedad y el riego continuado, si bien éste la hace crecer de forma acelerada pero débil. 

    La Buganvilla admite una limpieza intermedia entre poda y poda, la cual se ha de realizar en el estío del verano, al objeto de darle cierta forma que no deteriore su belleza y evitar que se enrede sin control alguno.

    Calle Buganvilla (final). Foto Luis López.

    La operación de limpieza es recomendada no sólo para evitar el cerramiento de la misma, si no para posibilitar llegar a las zonas interiores y retirar las hojas y flores secas que se han caído, y así evitar la  nidificación de roedores e insectos que pudieran afectar al resto del entorno.

    Comentar

Aviso Legal  |  Publicidad  |  Condiciones de uso  |   Copyright 2017 Telde a Diario